La peatonalización de la calle Naranjo de Bulnes de Lugo «era muy necesaria»

Obras de peatonalización y adecuación de la calle Naranjo de Bulnes de Lugo de Llanera. /  PABLO NOSTI
Obras de peatonalización y adecuación de la calle Naranjo de Bulnes de Lugo de Llanera. / PABLO NOSTI

Los vecinos respaldan la actuación, a punto de acabar, aunque lamentan que se reducirán las plazas de aparcamiento en esta zona

MARCOS GUTIÉRREZ LUGO DE LLANERA.

Las obras de peatonalización y adecuación del entorno de la calle Naranjo de Bulnes, en Lugo de Llanera, ya casi son una realidad a falta de los últimos flecos. Los vecinos de la localidad le dan el visto bueno a una mejora «muy necesaria». La mayor objeción para algunos es la pérdida de plazas de aparcamiento en el corazón de la localidad y el hecho de que la nueva organización de la zona puede resultar más estética que práctica. José Emilio Fernández cree que los trabajos «eran especialmente necesarios», sobre todo de cara a «ensanchar las aceras, que eran muy estrechas y también estaban muy ladeadas». Desde un punto de vista algo más negativo, Adrián López consideró que la vía en cuestión y las adyacentes conforman una de las zonas «con más tránsito de Lugo y han quitado cantidad de plazas de aparcamiento». En esta línea puntualizó que el resultado de los trabajos «va a quedar muy bonito, eso seguro, pero tengo mis dudas de que sea algo práctico».

Mejora de movilidad

Las obras de Naranjo de Bulnes, Plaza de San Isidro y José Manuel Bobes tienen como objetivo favorecer la movilidad, regular mejor el tráfico en la zona y racionalizar el aparcamiento en el centro de Lugo de Llanera. Rubén Suárez, vecino de la localidad, se mostró «encantado, la verdad». «Lo que no hicieron otros en treinta años lo están haciendo estos en dos», dijo. En este sentido insistió en que los trabajos en esta zona de la localidad iban haciéndose necesarias ya que, por ejemplo, «las baldosas estaban ya sueltas».

Rosa María Arcos consideró todo un acierto haber contemplado en este proyecto de mejora viaria la opción de hacer «las aceras más anchas, ya que se puede caminar mejor. Está quedando niquelado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos