Piden 39 años de cárcel para once acusados por tráfico de drogas en Grado

El Ministerio Fiscal les acusa de liderar una red de distribución y venta de hachís y cocaína entre Marruecos, la localidad moscona, Oviedo y Gijón

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Asturias juzga hoy, a partir de las diez de la mañana, a once acusados para los que la Fiscalía del Principado de Asturias pide más de 39 años de cárcel por un presunto delito de distribución y venta de sustancias estupefacientes.

El escrito del Ministerio Público recoge que los once acusados fueron detenidos a raíz de unas investigaciones iniciadas por la Policía Nacional en octubre de 2013. Los informes policiales detectaron una relación entre todos ellos para la provisión y distribución de cocaína y hachís para su posterior venta en Grado, Oviedo y Gijón.

La forma de proceder de los acusados era mediante contactos telefónicos con los propios compradores tanto para «la provisión de sustancias que en ocasiones y según la necesidad se proporcionaban unos a otros, como para el pago de las mismas», reza el escrito de Fiscalía.

Se da la circunstancia de que varios de ellos mantenían contactos en Marruecos para la adquisición de la droga. Dos de ellos se llegaron a desplazar a Tánger, el 28 de marzo de 2014, para hacerse con las sustancias estupefacientes.

Tres días después, a su regreso a España vía Algeciras, fueron interceptados en el puesto fronterizo junto a otros tres españoles. Otros dos procesados fueron detenidos en Campomanes.

En esta operación se les incautaron más de 3,7 kilos de hachís y resina de hachís que tenían oculta en un coche y en varios domicilios de Grado, donde también fueron decomisadas anfetaminas y pequeñas cantidades de cocaína, ketamina y polvo cristalino destinado a cortar drogas. También se hallaron 220 euros en billetes de distinto valor en un cajón. Otros 470 euros en el bolsillo de una cazadora así como dos ordenadores, una báscula de precisión, una navaja con restos de «una sustancia marrón» y varias anotaciones contables.

En los registros al resto de detenidos, los agentes se incautaron también de varios teléfonos móviles, picadoras de marihuana, envoltorios de plástico, anotaciones con nombres y cantidades y más de 1.000 euros. Además, en el domicilio gijonés de uno de los acusados se incautaron ketamina y MDMA, con una riqueza en anfetaminas del 82%, además de 2,71 gramos de cannabis. Todo el dinero incautado, según recoge Fiscalía, procedía del tráfico de drogas.

Ante estas circunstancias, la Fiscalía del Principado de Asturias ha pedido penas de tres años de prisión para seis de los acusados, y un año más para otros dos.

Para otros dos reclama sendas penas de cuatro años y medio y para otro, un total de cinco años de cárcel, en estos tres casos por considerarles autores del mismo delito pero «en forma de notoria importancia».

En total, los once acusados suman penas de prisión de más de 39 años por sendos delitos de distribución y venta de sustancias estupefacientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos