Piden nueve años de prisión para un padre por abusar de su hija discapacitada en Siero

Los hechos comenzaron cuando la víctima tenía 13 años y se prolongaron más de una década de manera continuada, según el fiscal

M. GUTIÉRREZ SIERO.

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita nueve años de prisión, retirada de la patria potestad durante ese mismo espacio de tiempo, alejamiento durante trece años y libertad vigilada durante nueve, una vez cumplida la pena de internamiento, para un procesado por abusar sexualmente de forma continuada de su hija discapacitada psíquica. La vista oral está señalada para el lunes, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo.

El Ministerio fiscal expone en su escrito que el investigado es padre de la víctima, nacida en 1991, con la que convivía en el domicilio familiar situado en el municipio de Siero. La mujer padece una discapacidad psíquica consistente en un retraso mental ligero, que limita su funcionamiento intelectual y afecta a su conducta adaptativa. En este sentido, se le ha reconocido una discapacidad del 65%.

Denuncia
El Ministerio fiscal denuncian que el supuesto abuso comenzó cuando la víctima, nacida en 1991, contaba con 13 años de edad. El padre, supuestamente, aprovechaba los momentos en que su hija estaba sola.
Agravante
La Fiscalía del Principado de Asturias considera que el investigado se aprovechó de su ascendencia como progenitor y de la discapacidad psíquica de la mujer, de un 65%
Prisión
El acusado fue puesto en prisión el 27 de marzo de 2015. También se le prohibió cautelarmente acercarse a su hija o comunicarse con ella por cualquier medio. El 18 de junio del 2015 el supuesto agresor fue puesto en libertad provisional.

Orden de alejamiento

La mujer padece un retraso mental ligero y se le ha reconocido una incapacidad del 65%

El relato de los hechos acaecidos resulta especialmente crudo. De acuerdo con lo expuesto por Fiscalía, el procesado, aprovechando su ascendencia como progenitor sobre la víctima y la discapacidad de esta, abusó sexualmente de ella de forma continuada en la vivienda de la familia, aprovechando los momentos en los que ella estaba sola. Los abusos se vinieron produciendo, presuntamente, desde que ella contaba con 13 años de edad hasta marzo de 2015. El procesado fue puesto en prisión de manera preventiva por esta causa el 27 de marzo de 2015 y se acordó su libertad provisional el 18 de junio de ese mismo año. Asimismo, en el momento de su entrada en prisión se le prohibió de forma cautelar acercarse a su hija y comunicarse con ella a través de cualquier medio.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito continuado de abusos sexuales y solicita que se condene al procesado a nueve años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo y para el ejercicio de los derechos de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento durante el tiempo de la condena, la prohibición de acercarse a menos de 500 metros a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo, estudio u otro que frecuente. También pide que se le imponga la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio durante trece años, así como libertad vigilada durante nueve años. Además, solicita que el procesado abone las costas procesales y que pague una indemnización de 5.000 euros a su hija por daños morales.

Denuncias por abusos

De acuerdo con un reciente informe publicado por la ONG Save the Children, el número de denuncias por abusos sexuales a menores en España creció un 15,8% a lo largo del pasado año, al pasar de 3.502 en el ejercicio 2015 a 4.056 en 2016. De acuerdo con los datos de Save the Children, el 85% de los casos no se llegan a denunciar y en torno al 70% de los que sí se denuncian no llegan a juicio oral.

Fotos

Vídeos