Piden penas de entre 3 y 5 años para once acusados de vender drogas en Grado

En esta operación se les incautaron más de 3,7 kilos de hachís y resina de hachís que tenían oculta en un coche y domicilios del concejo

EFE

Once acusados de traficar con hachís y cocaína en Grado, principalmente, pero también en Oviedo y Gijón, se enfrentan mañana a penas de entre tres y cinco años de cárcel como presuntos autores de otros tantos delitos contra la salud público.

La mayoría de los acusados,, que serán juzgados mañana en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo, fueron detenidos a raíz de las investigaciones iniciadas por la Policía en octubre de 2013, que detectó una relación entre ellos para la provisión y distribución de sustancias estupefacientes.

Algunos de ellos, según la versión del fiscal, mantenían contactos en Marruecos para la adquisición de hachís y dos de ellos se desplazaron el 28 de marzo de 2004 hasta Tánger con ese fin.

Ambos volvieron a España vía Algeciras tres días después junto a otros tres españoles que fueron interceptados en el puesto fronterizo de dicha localidad, mientras que los dos primeros fueron detenidos en Campomanes.

En esta operación se les incautaron más de 3,7 kilos de hachís y resina de hachís que tenían oculta en un coche y domicilios de Grado, donde también fueron decomisadas anfetaminas y pequeñas cantidades de cocaína, ketamina y polvo cristalino destinado a cortar drogas.

En los registros, los agentes se incautaron también de varios teléfonos móviles y distintas cantidades de dinero, así como básculas de precisión y anotaciones contables.

Ante estas circunstancias, la Fiscalía de Asturias ha pedido penas de tres años de prisión para seis de los acusados, y un año más para otros dos.

Para otros dos reclama sendas penas de cuatro años y medio y para otro, un total de cinco años de cárcel, en estos tres casos por considerarles autores del mismo delito pero "en forma de notoria importancia".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos