El Pleno de Grado se queda sin concejales del PP

González habla con José Luis Trabanco, el alcalde, ayer.
González habla con José Luis Trabanco, el alcalde, ayer. / PIÑA

«¡Que entreguen las actas!», gritó el líder local de la formación a los cuatro concejales que pasaron a ser no adscritos

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Del calor de la principal fuerza de la oposición al frío de la falta de representación institucional. Ese fue el viaje que realizó ayer en el Pleno el PP de Grado, después de que sus cuatro concejales (José Ramón González, Natividad Castrillo, Pamela Rubio y Luis Antonio Calvo; estos dos últimos no acudieron) renunciasen a sus siglas y se convirtiesen en no adscritos, con lo que, recordó el secretario municipal, José Luis Suárez, no podrán disfrutar de un sueldo mayor que el que antes tenían. Además, esta decisión supone su expulsión automática del partido.

Lo sucedido ayer finaliza la escalada de desencuentros entre ediles y dirección local del PP de Grado. «La junta directiva no quiso colaborar con nosotros y el último congreso fue sucio», justificó González, ya exportavoz de la formación. Aseguró que seguirán trabajando igual para los ciudadanos y contra IU, pero «sin esa organización política».

El propio González recurrió el congreso local del partido del mes pasado, en la que la candidatura a la presidencia de José Manuel Puente derrotó a la suya. La impugnación, aseguró este último, se ha resuelto a su favor, «desestimando todas las alegaciones de este señor».

Entre el público hubo dirigentes autonómicos del PP y José Manuel Puente, quien, cuando se leyó la resolución de pase a no adscritos, gritó: «¡Que entreguen las actas!». «Les pido que sean consecuentes. Ahora nos pondremos a trabajar para recuperar la alcaldía», declaró.

Por otro lado, el gobierno de IU aprobó los puntos de gestión. El más cuantioso fue el cambiar 1.500 farolas de la villa de Grado por luminarias LED, para lo que se pidió una ayuda europea. «Son 900.000 euros y subvencionan el 80%. No sabemos si nos lo van a dar, va por orden de petición», explicó el portavoz de la coalición, Plácido Rodríguez.

Grado también contratará a un técnico para el programa Rompiendo Distancias, que proporcionará a los vecinos de las zonas rurales servicios como 'catering', lavandería, podología o peluquería. La medida va acompañada de una ordenanza de precios, que serán «prácticamente gratuitos», indicó Rodríguez: solo pagarán las rentas superiores a los 1.500 euros. Dos iniciativas de la oposición, incluir en la lista de trabajadoras municipales a las educadoras de la Escuela Infantil y la anulación del acuerdo del Pleno por el que se autorizaba otra subestación eléctrica en Santa María, fueron rechazadas.

Temas

Grado

Fotos

Vídeos