El Principado mejorará el alero del colegio de Lugo

Humedades en el interior del polideportivo. /  E. C.
Humedades en el interior del polideportivo. / E. C.

Presenta a la AMPA un proyecto de mejora del polideportivo, con un presupuesto de 100.000 euros, pero sin fecha de inicio definida

MARCOS GUTIÉRREZ LLANERA.

Los representantes de la Asociación de Madres y Padres del colegio público de Lugo de Llanera salieron ayer con una «buena sensación» del encuentro mantenido con el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso. Por un lado, por haber arrancado el compromiso de que se ejecutarán urgentemente las mejoras necesarias para evitar los desprendimientos en el alero del centro educativo. Por otro, porque el responsable autonómico de Educación garantizó también las obras de mejora en el polideportivo.

Liliana Sánchez, vicepresidenta de la AMPA, destacó que el consejero les trasladó «que los trabajos en el alero eran urgentes y esa obra sí la pueden ejecutar ya. Mientras tanto, se va a vallar todo el recinto por seguridad». Respecto a los trabajos de mejora de las filtraciones y humedades en el polideportivo, el consejero no les dio plazos, pero tienen «el compromiso de que se van a llevar a cabo». En este sentido, el proyecto de mejora de las instalaciones deportivas del equipamiento llanerense está valorado en 100.000 euros, de acuerdo con el proyecto que Genaro Alonso presentó a los portavoces de las madres y padres del colegio. No obstante, los trabajos no contemplarían, en principio, el cambio del tejado de uralita. De acuerdo con los representantes de la AMPA del colegio de Lugo, el Ayuntamiento de Llanera ya cuenta con la licencia de obra, que se firmará el viernes en la junta de gobierno.

«Ahora tienen que sacar la contratación de la obra. Nos han comentado que los plazos están en el entorno de los ocho meses. Desde Educación nos han insistido en que les gustaría que estuviera en ese plazo y que lo intentarán», explicó Sánchez. Técnicos del Principado también analizarán la naturaleza de las fugas de agua que se producen en la cancha cubierta, ya que el problema podría estar en que, durante la obra de construcción de la misma, uno de los pilares habría dañado la conducción. «El consejero nos dio buena sensación y la garantía de que iban a cumplir. Esperamos que sea así», concluyó Sánchez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos