Las protectoras denuncian el repunte de los abandonos de perros y gatos en Siero

Centro canino el Xelán, en Siero. / PABLO NOSTI

«Estamos encontrando camada tras camada abandonada», denuncia Patricia Castellanos, de la asociación Espertar Animal Siero

MARCOS GUTIÉRREZ SIERO.

Asociaciones de defensa de los animales y protectoras de Siero detectan que se está produciendo un repunte en los abandonos que, en este sentido, no se circunscribe a la época estival y tampoco se reduce a los entornos urbanos. Patricia Castellanos, de la asociación Espertar Animal, explica que «en Siero llevamos una época muy intensa en cuanto a abandonos, y no precisamente en verano, sino que lleva siendo bastante fuerte desde los primeros meses del año. Hemos trabajado sin parar recogiendo camadas de gatos y de perros en contenedores».

Denuncia que este año están encontrándose «con camada tras camada; el año pasado a estas alturas no se producían tantos abandonos».

«Los últimos perros que hemos recogido venían, además, hechos un desastre, desnutridos, llenos de pulgas y de garrapatas», indica. Estima que en localidades como la Pola o Lugones el problema se agrava al coexistir el entorno urbano y la zona rural: «Mucha gente de la zona rural se niega a esterilizar a las perras que andan por ahí y luego les paren en casa, lo que supone un gran gasto de dinero», subraya.

En el apartado de los felinos, «en Siero hay bastante descontrol. No recibimos ayudas municipales para controlar las esterilizaciones y se nos complica mucho la situación».

Aunque no nota un aumento significativo «en las camadas de gatos», Zania Tenas, de la Asociación Felina Callejerinos de Lugones, lamenta que «parte de Lugones está sin controlar, porque no tenemos medios». «Nosotros al Ayuntamiento le pediríamos medios económicos y aportaciones básicas», expone.

Protectoras desbordadas

Lola Moreno, presidenta de la Fundación Amigos del Perro, señala que «en estas fechas los abandonos no dependen tanto de la zona, pero está claro que se está produciendo un repunte». «En Siero están apareciendo muchas camadas de cachorros y gatos». Asimismo, afirma que «las protectoras con las que trabajamos en Siero nos indican que, como en toda Asturias, están desbordadas».

Moreno denuncia también «la irresponsabilidad de no poner el chip a los perros», cuando se trata de un sistema que «apenas cuesta veinte euros, es el chocolate del loro».

Fotos

Vídeos