Proteger la infancia como prioridad

La fiesta de fin de curso que organizó Sumando en el patio del colegio Hermanos Arregui.
La fiesta de fin de curso que organizó Sumando en el patio del colegio Hermanos Arregui. / PABLO NOSTI

La asociación Sumando ofrece apoyo en los procesos de adopción, separaciones, orientación familiar y en centros de menores

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

Sumando en una asociación regional sin ánimo de lucro, con sede en Siero, que está formada por un equipo interdisciplinar de profesionales dedicados a desarrollar servicios de intervención psicológica y social, y cuyo principal objetivo es conseguir el bienestar de la infancia y de sus familias. Los beneficiarios reciben atención gratuita y los programas se financian mediante convenios con distintas administraciones y organismos. La asociación llevó a cabo cuatro proyectos durante el pasado curso con una alta participación y notables progresos. Sus principales ámbitos de actuación son los concejos de Siero, Gijón, Oviedo, Mieres y Villaviciosa.

El primero de los proyectos se centró en familias en situación de adopción, a través de un convenio con la Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado y con Asturadop. El programa atendió a 65 personas y tenía dos enfoques: preparación para el proceso y apoyo posadoptivo. La psicóloga Yurema de la Fuente resalta la importancia de ayudar a esas familias «a adaptar las expectativas, porque las necesidades de esos niños no son las mismas, y no hablamos solo de afecto, y vienen derivadas de su historia previa». La asociación ofrece apoyo externo para que esas familias adoptantes puedan entender mejor la realidad de los menores. «Hay que ponerse las gafas y regular el cristal para ver lo que hay detrás», subraya.

El segundo proyecto se denomina 'Adaptándonos: dos casas, una familia' y va dirigido a familias separadas y divorciadas, que reciben atenciones individualizadas y otras en grupo. En total participaron medio centenar de personas. Está financiado por la Fundación Alimerka, el Principado y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Y en el apartado técnico, cuenta con un convenio de colaboración con la Universidad de Deusto.

De la Fuente reconoce su sorpresa por el «impacto bestial» que el conflicto de las parejas rotas provoca en sus hijos. «Sabíamos que había necesidad, pero no tanta», afirma. Muchos menores muestran sintomatología de ansiedad y hasta trastornos de somatización. Lo que tratan los profesionales es de ayudar a las familias a reducir el impacto de ese conflicto en los menores y que aprendan a manejarlo de otra forma. También se trabaja en coordinación con los colegios o el juzgado. La psicóloga destaca la eficacia del programa y la mejoría que experimentan los niños. Y alerta de que muchas familias carecen de recursos económicos para recibir la ayuda que necesitan.

Mejorar la comunicación

Otro proyecto se denomina 'Creciendo juntos' y pretende orientar a las familias para que puedan atender, de forma más adecuada, las necesidades de los hijos y mejorar también la autoestima de los padres en las tareas educativas. Se trabaja en grupo y de forma muy participativa. Este programa, al que asistieron unas setenta familias, es el más consolidado en el concejo de Siero y se desarrolla junto con el Plan Municipal de Infancia. Y ahora se imparte también en Villaviciosa. «Es un poco como las escuelas de padres, se trata de mejorar la comunicación, establecer buenas relaciones y abordar las dificultades que surjan», comenta la psicóloga.

El último proyecto ofrece atención psicológica en centros de menores con problemas de conducta. Sumando está trabajando con catorce internos del Palacio de Miraflores, de Noreña. De la Fuente explica que estos menores -la mayoría de ellos procedentes de familias desestructuradas- no estaban recibiendo atención psicológica, por lo que la asociación optó por cambiar el perfil del programa y darle un enfoque terapeútico en vez de educativo.

Sumando desarrolla también programas prenatales y de apoyo a la crianza en los primeros años de vida de los menores. Y para el próximo curso, se plantea intensificar sus actividades en Siero.

Fiesta de clausura del curso

La asociación cerró el curso con una gran fiesta en el colegio Hermanos Arregui en la que participaron padres e hijos de los diferentes programas, además de colaboradores del Principado, Salud Mental, AMPAS y colegios. «El objetivo era trabajar el ocio en familia y que los críos vean a sus padres divertirse con ellos», concluye De la Fuente.

Temas

Siero

Fotos

Vídeos