Protesta por una empleada despedida

Los manifestantes, concentrados delante de la entidad.
Los manifestantes, concentrados delante de la entidad. / NOSTI

Una veintena de personas se concentran ante la sucursal del Banco Santander en Noreña por el despido de una de sus empleadas tras treinta y siete años de servicio

L. I. A.

Una veintena de personas se concentraron ayer delante de la sucursal del Banco Santander en Noreña para protestar por el despido de una de sus empleadas tras treinta y siete años de servicio. Según explicaron fuentes de la Corrienta Sindical de Izqierda (CSI) «se trata de un despido injusto, basado en el peregrino argumento de pérdida de confianza, cuando tiene un expediente intachable». Por ello, el sindicato reclama que se declare nulo el despido y que la empleada a sea readmitida en su puesto de trabajo.

Temas

Noreña

Fotos

Vídeos