«El PSOE tendrá que definir si soy un valor para repetir como candidato»

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, durante la entrevista en su despacho. / SUSANA SAN MARTÍN
El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, durante la entrevista en su despacho. / SUSANA SAN MARTÍN

Gerardo Sanz Pérez, alcalde de Llanera: «Se equivoca aquel que piense que dejando a Llanera fuera de un grupo se va a diseñar con cimientos sólidos el área metropolitana»

MARCOS GUTIÉRREZ LLANERA.

Con su llegada a la Alcaldía, Gerardo Sanz Pérez (Tuernes El Pequeño, 1975) puso fin a dos décadas ininterrumpidas de gobierno del PP. Ahora que se acerca el final de legislatura deja en manos de la dirección regional del PSOE la posibilidad de volver a presentarse como candidato. La variante de Posada, asegura, puede ser una realidad antes de las elecciones.

-¿Repetirá de nuevo como candidato a la Alcaldía?

-No soy de esas respuestas. Sin duda, cuando nos metimos en esta aventura creíamos en ella y seguimos haciéndolo. Trabajamos las veinticuatro horas del día por este municipio y vamos a seguir haciéndolo hasta que toque. A partir de ahí, entre medias, habrá que ir decidiendo acerca de la reelección. En un principio eso es algo interno del partido. Con los nuevos reglamentos tendrán que determinar si entienden que soy un valor para el partido de cara a repetir.

-¿Cómo valora estos años transcurridos de legislatura?

-Han sido tres años en los que el equipo de gobierno ha trabajado por cambiar cosas en el Ayuntamiento, pensando en que lo que estaba bien lo había que potenciar y que había cosas, sin duda, que según nuestra manera de trabajar había que darles un claro giro. Hemos estudiado cómo estaba el municipio para desarrollar unas políticas novedosas, pensando a medio y largo plazo. Empezamos con un estudio de un plan de movilidad enfocado a la zona urbana, que pensamos que era importante para tener esa foto fija del urbanismo en Posada-Lugo y qué planteamientos teníamos que hacer en el futuro. Ese plan ya se está desarrollando; en Lugo en una primera fase durante 2017 y, a futuro, vamos a seguir con el.

-¿Qué necesidades había en materia de saneamiento?

-Siempre hemos tenido muchas peticiones de mejoras del saneamiento en distintas zonas rurales del municipio. Lo que pensamos que había que hacer era, desde los sitios en los que ahora mismo hay saneamiento, extender la red hacia fuera. Con la legislatura se van a terminar saneamientos en San Cucao, Pruvia y Cayés.

-¿Han variado las partidas en materia de Bienestar Social?

-El crecimiento anual en los presupuestos municipales, desde 2015, en esa materia se puede totalizar en 300.000 euros. Es una apuesta decidida por cuestiones que consideramos muy importantes como la ayuda a domicilio y el apoyo a nuestros mayores que en la zona rural muchas veces tienen dificultades. Esa apuesta se traduce en un aumento en el presupuesto de cerca de 120.000 euros en lo que va de legislatura.

-¿Qué se ha hecho en el apartado de educación?

-Estamos hablando, en lo que va de legislatura, de una inversión de casi 450.000 euros, que se materializa en el cubrimiento de las pistas de Posada y Lugo, además de en trabajos en infraestructuras en el colegio de Lugo de Llanera, con los laterales que se hicieron desde el ámbito municipal.

-¿Y en cuanto al empleo?

-Otra apuesta importante ha sido el empleo. Hemos encaminado nuestra agencia de desarrollo local al rastreo de las ofertas de trabajo que tenemos en los alrededores de nuestro municipio. Ha sido un éxito y hemos contribuido a que muchos desempleados hayan encontrado trabajo. En esa línea seguimos.

-¿Cómo están ahora mismo las relaciones con la oposición?

-Las relaciones con PP y Ciudadanos están bien. Aquí cada uno viene a hacer su trabajo mirando por los intereses de los vecinos, cada uno desde su óptica. Las distintas formaciones defienden sus pareceres, pero hay una relación cordial.

-Tras ciertas tiranteces con IU, ¿se han normalizado las relaciones en el tripartito?

-No ha habido ninguna tirantez. Aquí en el equipo de gobierno puedo decir, incluso, que cada día hay una mejor relación. No solo hemos creado un equipo de trabajo, sino que hasta creo que hemos formado un grupo de amistad, en el que hay muy buen ambiente. Sabemos a lo que venimos, que es a trabajar por los vecinos y no hay ahora mismo ninguna dificultad. Trabajamos todos a bloque y después en los plenos, en alguna moción o actuación puede existir algún matiz, pero las relaciones son cordiales.

-Tras algunos problemas, el proyecto para rehabilitar las Casas de los Maestros para vivienda social ha salido adelante, ¿cómo lo valora?

-Es un proyecto que estaba muy pensado. Lo primero que hicimos fue un estudio para ver qué se podía hacer con esas casas. Concluimos que había dos opciones: derribar o restaurar. Por el medio apareció una subvención, por lo que nosotros teníamos una de más de 300.000 euros para rehabilitar uno de los edificios. Vimos que era algo irrenunciable.

-¿Cree que Llanera debería haber formado parte de los grupos que van a dar forma de inicio al proyecto del Área Metropolitana?

-Es que, independientemente de los grupos que se formen, Llanera es clave en el desarrollo del área metropolitana por una sencilla razón, porque es el centro. En esos tres núcleos urbanos más desarrollados que hay en Asturias de Oviedo, Gijón y Avilés para desarrollar cualquier comunicación hay que pasar por Llanera. A lo largo de la historia se han explorado infinidad de vías para impulsar el área metropolitana y Llanera va a estar ahí. Quien piense que dejando al concejo fuera de un grupo se va a construir con cimientos sólidos el proyecto del área metropolitana de Asturias se equivoca. Grupos de 41 personas no sirven para desarrollar nada.

-¿Comenzarán las obras de la variante de Posada antes del fin de la legislatura?

-Las variantes, cada una a su manera, son muy importantes para Llanera. La variante de Posada la mayor parte de la gente dice que es de cajón e ineludible. Ahora mismo está el proyecto hecho y estoy seguro de que antes del final de legislatura el consejero Fernando Lastra que me consta que está haciendo un esfuerzo especial con ello, nos va a dar alguna buena noticia al respecto. Ahora mismo no hay máquinas, pero seguramente podremos ver un horizonte cercano de inicio de las obras.

-¿Y qué pasa con la variante de Cayés?

-Tengo que ser muy claro: he hecho personalmente, una apuesta importante acerca de la variante. Así se lo trasladé a los vecinos antes de llegar a la Alcaldía. Cuando llegué a ella, una de las primeras reuniones que tuve fue con los vecinos y la consejería para trasladar la necesidad que tiene Cayés de quitar el tráfico pesado que pasa por la columna vertebral del pueblo. No vamos a permitir que se vuelva al estado inicial en el que comenzamos hace ya una serie de años. Hay que terminar la legislatura teniendo claro cuál va a ser el trazado de la variante y que el mismo tiene que ser consensuado con los vecinos de este ayuntamiento. No vamos a permitir otro trazado diferente a los que en su momento hemos visto favorablemente, que no era uno solo.

-¿Qué plazos hay para los arreglos en el colegio de Lugo de Llanera?

-Con el colegio de Lugo sin duda ha habido un déficit de atención del Principado de Asturias desde hace ya unos años. También lo hay que ligar a la falta de atención que ha tenido por parte del Ayuntamiento en las anteriores legislaturas. Todo eso junto nos lleva al estado en el que está el centro hoy. Había unas demandas muy antiguas que eran la cubierta del colegio de infantil, los vestuarios del gimnasio y la cubierta de la pista polideportiva. Desde el 2015 hasta el final de legislatura se han llevado o se van a llevar a cabo. No tenemos duda de que se va a realizar el arreglo de los baños del gimnasio. Me gustaría agradecer la implicación del consejero con la comunidad educativa de Llanera. Creo que se está recuperando el tiempo perdido.

Temas

Llanera

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos