«Queremos ofrecer cine dos veces al mes en el Auditorio de la Pola»

Aurora Cienfuegos, concejala de Educación, Cultura y Recursos Humanos de Siero.
Aurora Cienfuegos, concejala de Educación, Cultura y Recursos Humanos de Siero. / PABLO NOSTI

Aurora Cienfuegos Prada, edil de Educación, Cultura y Recursos Humanos de Siero: «Seguimos apostando fuerte para que se coloque como referente en Asturias, es un equipamiento que gusta a todo el mundo»

LYDIA IS POLA DE SIERO.

Aurora Cienfuegos, maestra de profesión y en la actualidad directora de la Escuela de 0 a 3 años de Bimenes, fue durante una década alcaldesa de barrio de la parte de Colloto que corresponde a Siero, hasta que en 2015 concurrió como número dos en la candidatura socialista y se convirtió en concejala de Educación, Cultura y Recursos Humanos, tres áreas de las que hace balance y avanza novedades para los próximos meses.

-Mañana da comienzo el curso escolar, ¿cómo lo afrontan los colegios del municipio?

-Hemos hecho una apuesta fuerte que se traduce en que en esta legislatura llevamos alrededor de 800.000 euros invertidos en diferentes obras de mejora. Cuando llegué a la Concejalía me encontré con que había muchas necesidades pendientes de resolver y que hacía falta intervenir con urgencia. Muchos edificios son antiguos y necesitan ir modernizándose y los nuevos también demandan actuaciones.

-¿Destaca alguna de esas intervenciones?

-Se han hecho obras importantes, por ejemplo la ampliación de la cubierta del Peña Careses, que permitirá a los alumnos de esta escuela infantil disponer de más espacio de juego en los días de lluvia o los comedores de El Carbayu y Xentiquina, que a lo mejor no eran tan urgentes, pero que permiten mejorar el servicio de ambos centros.

-Precisamente hace unos meses Siero solicitó a la Consejería de Educación que le permitiera asumir la competencia para gestionar los comedores, ¿recibió respuesta?

-Sí, y de momento no habrá cambios. Nuestra intención era que nos delegaran la competencia para poder hacer una concesión del servicio y que sea la empresa adjudicataria la que se encargue de la gestión completa. En la actualidad tenemos a un funcionario que exclusivamente se encarga de las altas, las bajas, las becas y los usuarios esporádicos y eso genera retrasos porque no existe cercanía con el servicio. El Ayuntamiento gestiona los datos que le llegan todos los meses de los colegios y debe cotejarlos con los que le proporciona el catering, hablamos de entre 700 y 800 alumnos mensuales que hay que comprobar, es una barbaridad.

-Volviendo a las obras, ¿queda alguna intervención pendiente de las que tenía previstas?

-La mejora del patio del Celestino Montoto se va a retrasar un poco porque la licitación quedó desierta y hay que volver a hacerla. Pero las actuaciones que corrían más prisa se han ejecutado todas. En la próxima modificación de crédito vamos a volver a tener partidas para obras más pequeñas pero que también son necesarias.

-¿Y habrá novedades en la programación que el Ayuntamiento ofrece a los centros?

-Sí, me apetecía plantear alguna actividad desde el área de Cultura y a final de año vamos a poner en marcha 'El teatro va a la escuela', una iniciativa para alumnos desde Infantil a Secundaria para acercarles el mundo del títere y el teatro. Ya se hacen cosas como el programa 'Música y escuela' con la Orquesta de Cámara de Siero y la Banda de Música y tienen muy buena acogida por parte de los equipos directivos y de los alumnos.

-Siero tiene también dos Escuelas de Educación Infantil de 0 a 3 años, ¿se ofrecen suficientes plazas?

-Estoy muy satisfecha con el servicio que prestan y creo que se cubre bien. Es cierto que en la Pola hay más demanda que plazas y que queda gente fuera, pero la lista corre mucho al inicio de curso y el resultado final no hace ver que sea necesaria una ampliación.

-Comienza también un nuevo trimestre para el Auditorio de la Pola, ¿puede avanzar algo sobre la programación?

-Seguimos apostando fuerte para que se coloque como referente en Asturias y lo estamos consiguiendo. Es un equipamiento que gusta tanto al público como a los promotores de espectáculos, a actores y a músicos y la idea que tenemos es seguir potenciándolo. En cuanto a la programación, tenemos peticiones de incorporar proyecciones de cine y vamos a plantear al Consejo Rector de la Fundación Municipal de Cultura la aprobación de dos películas al mes. Ya nos hemos puesto en contacto con la Cineteca Ambulante y en función de la respuesta del público podríamos aumentar el número de sesiones.

-Por el público le iba a preguntar. ¿Hay buena acogida de la programación que plantea la Fundación Municipal de Cultura?

-Sí, estamos satisfechos y la venta a través de internet mejoró el acceso al Auditorio, sobre todo de la gente joven. A nosotros nos permite llevar un control y manejar datos de cara a las contrataciones.

Oferta pública de empleo

-También es la responsable del área de Recursos Humanos y el pasado año anunció la convocatoria de veintisiete plazas, ¿cómo va el proceso de selección?

-Se hizo un gran trabajo porque hacía mucho tiempo que no había una oferta pública de empleo, pero nos encontramos con que de repente se quedaron vacantes varias plazas y hubo que sacar las respectivas bolsas para cubrirlas, lo que retrasó un poco los planes iniciales. Sin embargo, no hay que olvidar que nos marcamos un plazo de tres años y que el arranque ha sido muy bueno. Se completó el proceso de promoción interna y para el acceso libre antes de final de año se harán las pruebas para la Policía Local y para las de auxiliar administrativo y oficiales de albañil y fontanero estamos pendientes de nombrar el tribunal y marcar la fecha de examen. El resto que están pendientes de tramitación las abordaremos en cuanto podamos. Los técnicos municipales han llevado a cabo este proceso con mucha eficiencia.

-Es conocido que los sindicatos no se lo ponen fácil a los concejales de Personal sierenses, ¿cómo es su relación con ellos?

-Es cierto que cuando asumí el cargo tenía cierta preocupación. Me encontré con la problemática del plan de empleo y con varias reclamaciones de trabajadores que estaban sin resolver, pero creo que he mantenido una postura justa y que mi voluntad es siempre negociadora. Los sindicatos arrastran el problema del Fondo Social desde hace muchos años y yo estoy dispuesta a mejorar sus condiciones, pero siempre avalada por la legalidad.

Fotos

Vídeos