Riaño tacha de «error político» recurrir la ordenanza del asturiano en Noreña

Riaño tacha de «error político» recurrir la ordenanza del asturiano en Noreña

El presidente de la Academia de la Llingua acusa al PP de pretender «sacar rentabilidad electoral», cuando es una «cuestión transversal»

JOSÉ CEZÓN NOREÑA.

El presidente de la Academia de la Llingua Asturiana, Xosé Antón González Riaño, calificó ayer como «un error político» que el PP haya impulsado el recurso contra la ordenanza municipal para el uso del asturiano en Noreña, que derivó en su anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. En su opinión, los populares han pretendido «sacar rentabilidad electoral y demuestran que no están en contacto con la realidad».

Riaño mencionó un estudio sociolingüístico que constata que la defensa del asturiano «es una cuestión transversal, ni de derechas, ni de izquierdas» y que existe «una opinión mayoritaria favorable» a su protección entre votantes de todos los partidos.

El presidente añadió que tiene constancia de numerosos militantes, e incluso dirigentes del PP asturiano, «que no entienden ni la posición, ni la estrategia de su partido, y que dicen que ellos no la asumen». Y le parece «increíble» la actitud de los populares asturianos frente a lo que ocurre en Galicia, donde su idioma vernáculo «lo ven como un bien social y notable».

Riaño desveló que desde la Academia llevan dos años intentando mantener una reunión con la presidenta regional del PP, Mercedes Fernández, para explicarle el verdadero significado de la oficialidad del asturiano «y para desmontar y aclarar alguna exageración económica, social o administrativa, porque ni va a costar lo que dicen, ni va a haber ningún tipo de imposición», sino que se trata de preservar «un derecho lingüístico». Desmintió, asimismo, que la oficialidad implique que todos los funcionarios tengan que aprender la 'llingua' o que los médicos vayan a opositar en asturiano, por mencionar dos lugares comunes. «Eso es una provocación y una burla», dijo.

Concejos con la ordenanza

Por otro lado, el presidente de la Academia subrayó que ocho concejos asturianos tienen una ordenanza similar «plenamente vigente y que no fue recurrida». Serían Nava, Cangas del Narcea, Lena, Gijón, Vegadeo, Llanera, Villaviciosa y Bimenes. A ello se le uniría otros municipios con la ordenanza aprobada, pero pendiente de publicación, como Laviana, y otros cuatro que la tienen en fase de tramitación: Avilés, Carreño, Mieres y Siero.

Riaño concluyó diciendo que la solución pasa por reformar el Estatuto de Autonomía y declarar la oficialidad del asturiano, a la vista que la ley de uso y promoción no ofrece suficientes garantías. Y se mostró convencido de que «los efectos sociales van a ser positivos», como así lo sostienen los diferentes profesionales multidisciplinares que colaboran con la Academia.

El portavoz del PSOE de Noreña, Unai Díaz, recordó ayer que su grupo se había opuesto a aprobar la ordenanza «por la ausencia de informes jurídicos y económicos que avalasen la propuesta» y se preguntó qué coste tendrá ahora la sentencia del TSJA para el Ayuntamiento. Añadió que la oficialidad del asturiano no figuraba en el actual programa electoral del PSOE, pero sí se pretende incluir para 2019.

El portavoz de IU, René Coviella, desaconseja recurrir la sentencia por el riesgo de asumir «unos costes elevados» si sale desfavorable. Y ve más adecuado adaptar la ordenanza «para eliminar cualquier elemento susceptible de impugnación ante los tribunales». Otra opción sería aprobar una nueva ordenanza «de mínimos», basada en alguna que ya aplican otros concejos. Y plantea tratarlo en la próxima comisión de Cultura y buscar una respuesta de la Corporación «lo más unitaria posible». Coviella discrepa con la sentencia, «pero no nos queda más remedio que acatarla».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos