Roban dentro de tres vehículos en un garaje en Lugones

Vecinos del pasaje del Parque denuncian que los ladrones también accedieron al interior de varios trasteros en un edificio de la zona

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

La Policía Nacional investiga un robo en el interior de tres vehículos de un garaje situado en la avenida José Tartiere de Lugones. Los hechos tuvieron lugar durante la mañana del lunes. Los ladrones forzaron los coches y se llevaron diferentes objetos de valor. Este es el último de una serie de episodios que están alarmando a los vecinos de la localidad en el último mes. Precisamente, residentes de la zona del pasaje del Parque alertaron ayer de que los ladrones habían violentado un garaje y varios trasteros de un edificio cercano.

«Que nosotros sepamos es la primera vez que ocurre aquí, pero hay más en otros sitios», señaló Guadalupe García, vecina del bloque. «También entraron en los trasteros, pero en el nuestro no», recalcó. Un hostelero de la zona, que sufrió un intento de robo a principios de este mes, indicó que «es muy complicado» combatir la «lacra de los robos», ya que los ladrones estudian las rutinas y horarios de sus objetivos antes de sus asaltos, lo que dificulta enormemente la labor policial. «A mí me intentaron robar y en apenas seis minutos y medio la Policía ya estaba aquí», explicó.

Más seguridad

Jorge Julio Cabal Rodríguez, residente en un edificio del pasaje del Parque, recordó el reciente robo «en la cafetería Copos», muy cercana a este parque lugonense. Cabal, presidente de una comunidad de propietarios, recomendó a sus vecinos «un poco más de precaución» ante los últimos asaltos que están sucediéndose en la localidad. Jorge Sandoval, empresario y propietario del monasterio de El Cuetu, sufrió el robo de varios equipos, maquinaria, herramientas y prendas de trabajo, entre otros enseres, durante la tarde del sábado.

Sandoval destacó ayer que su intención a corto plazo pasa por incrementar sensiblemente la vigilancia y la seguridad en las inmediaciones del edificio: «Cuando empiece la obra, allí no se va a mover una mosca sin que me entere», puntualizó.

El propietario del emblemático conjunto histórico y arquitectónico de Lugones recordó ayer que también dispone de un local en Colloto que le sirve de depósito provisional de sus piezas de la guerra civil, conseguidas a lo largo de los años. «En el local de las armas de Colloto lo tengo todo muy bien asegurado con puertas blindadas, alarma, vigilancia de seguridad, nueve cámaras, sensores de movimiento y ruidos», aclaró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos