Los rostros más solidarios de Siero

Cruz Roja, Cáritas, Protección Civil y la Asociación Nora concentran gran parte del voluntariado | Las entidades que hacen labores sociales cuentan con perfiles variados de edades y formación, pero con un denominador común: el altruismo

Los voluntarios de Protección Civil, en plena labor./SUSANA SAN MARTÍN
Los voluntarios de Protección Civil, en plena labor. / SUSANA SAN MARTÍN
MARCOS GUTIÉRREZSIERO.

De acuerdo con el último observatorio de la Plataforma del Voluntariado en España, el 49,4% de los asturianos creen que las actividades solidarias ayudan a construir una sociedad más justa. Asimismo, uno de cada tres residentes en el Principado estaría dispuesto a colaborar con una entidad que desarrolle actividades de este tipo en el corto plazo. Las asociaciones y colectivos que llevan a cabo algún tipo de trabajo voluntario en Siero disponen de un nutrido grupo de colaboradores que muestran que la generosidad y el desprendimiento no son valores ajenos a la sociedad actual.

María Aurora Lores es la presidenta de la Asamblea de Cruz Roja de Siero.Pese a que recientemente la institución humanitaria sufría un duro revés, en forma de asalto y destrozos en sus dos sedes en el concejo, las ganas de trabajar para los demás no se han reducido ni un ápice. «Ahora mismo somos 96 voluntarios en Siero, de los cuales 50 son activos, además de unos cuantos que se van a incorporar próximamente», comenta. Lores indica que la entidad trabaja en la zona de Siero «y en la parte de la asistencia también damos servicio a la Mancomunidad de la Sidra, Noreña y Piloña». Las actividades que desarrollan van desde «visitar gente mayor, dar clases de español a inmigrantes, actividades de refuerzo educativo y promoción del éxito escolar, talleres escolares y charlas de sensibilización sobre hábitos saludables. También trabajamos a pie de calle y con los servicios preventivos». La presidenta de Cruz Roja en Siero destaca que «los voluntarios reciben siempre formación, dependiendo de los talleres que van a impartir».

En este sentido, el perfil de sus voluntarios «va desde los más jóvenes, algunos de los cuales cursan estudios en el instituto, hasta gente mayor que están jubilada». En su opinión, «el denominador común son las ganas de ayudar a los demás», en una entidad que también cuenta con grupos de voluntarios en el Centro Penitenciario de Asturias y de animación hospitalaria.

Una entidad de voluntarios que coincide en numerosos eventos con Cruz Roja es Protección Civil. En Siero, su coordinador desde hace poco menos de un año es Jairo Tuero González, que sucedió en el cargo a José González tras quince años. «Yo venía de ser voluntario en la agrupación y, obviamente, el panorama cambia, pero esa experiencia previa hizo la transición bastante fácil», dice. En esa aclimatación sencilla también tuvo que ver, en su opinión, el «nivel de los voluntarios, el apoyo del Ayuntamiento y del antiguo coordinador». «Actualmente la lista de voluntarios está cubierta, con 35. Contamos con perfiles de gente muy diferentes, desde personas que están opositando a un militar, pasando por estudiantes y gente desempleada», comenta.

Juventud solidaria

Tuero, que tiene 27 años, destaca que la media de edad de los integrantes de la agrupación «es bastante joven y se sitúa en torno a los treinta años». «En este año que llevo como coordinador estoy insistiendo mucho en la formación; hace unos meses participamos en un ejercicio de simulacro de rescate en la Cebera y la idea es seguir formando a gente y preparándola para escenarios como incendios o cobertura en pruebas deportivas», indica.

Al 2018 le pide «que la gente siga al nivel que está y, si se puede, mejorar».

El presidente de Cáritas de Pola de Siero, Vicente Montes, explica que la labor de los 33 voluntarios de esta entidad católica es más necesaria que nunca. «El año pasado aumentaron el número de comidas que damos y el número de alimentos que repartimos entre familias», manifiesta. En esta línea, Cáritas incrementó la cifra de comidas provistas a personas sin techo en el concejo en 2017. Valora estos datos «positivamente en el sentido de que prestamos más servicio a los más necesitados, pero mal porque nuestra labor es más necesaria». «Nosotros las comidas las ofrecemos en el comedor social de la Pola y los fines de semana que no estamos se dan en los bares con unos vales, ya que hay tres o cuatro entidades que colaboran con nosotros». El pasado año Cáritas de Pola de Siero sirvió 1.459 comidas, frente a las 1.120 de 2016. De esas, «1.327 se sirvieron en el comedor social y 132 en bares colaboradores. En cuanto a los alimentos repartidos, superamos las 30 toneladas, frente a las poco más de 28 del anterior», subraya Vicente Montes.

Transmisión de la pobreza

En cuanto al servicio que prestan, considera que «hay satisfacción pero a la vez decepción, porque Cáritas tuvo que atender a más personas; hay situaciones cronificadas, casos de hijos de personas en mala situación y sin techo que heredan las circunstancias de sus padres. Hay un 60% de posibilidades de que hijos de familias en situación de riesgo la hereden; es lo que se conoce como transmisión patrimonial de la pobreza. Mi deseo para este año sería que no tuviésemos que hacer nada», comenta. E insiste en que «habría que pensar que en el futuro, la administración supliese esa ayuda asistencial».

Aroa Castaño es la gerente de la Asociación Nora, que proporciona en Siero apoyo a personas con discapacidad psíquica y parálisis cerebral desde hace más de un cuarto de siglo. «Ofrecemos terapias habilitadoras y rehabilitadoras; tenemos profesionales y financiamos gran parte del coste», indica, y añade que ofrecen «información y apoyo para familiares,talleres de cocina, kárate y peluquería». Destaca que el club de ocio «es el programa del que forman parte los voluntarios; nos ofrecen su tiempo libre para salir con nuestros chicos en actividades de fines de semana lo más normalizadas posible.«Ahora mismo tenemos a trece voluntarios.Contamos con una chica de 16 años, hasta con gente rondando los 50 y encajan todos muy bien». Recalca que «ser voluntario de la asociación es muy sencillo. Si tienes un par de sábados libres al mes ya puedes echarnos una mano».

Temas

Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos