Santa Isabel se cierra con altas cifras de asistencia y ausencia de incidentes

Óscar garcía Rilo. / S. S. MARTÍN
Óscar garcía Rilo. / S. S. MARTÍN

El presidente, Óscar García Rilo, ve factible adelantar el proyecto de una comida en la calle el lunes festivo de Lugones

J. C. D. LUGONES.

«Salió todo genial». Así resumía ayer el presidente de la asociación de festejos Santa Isabel, Óscar García Rilo, el desarrollo de todos los eventos celebrados durante el pasado fin de semana en Lugones. Las cifras de asistencia son impresionantes: tres mil personas participaron en la Ruta de Santa Isabel o 2.500 espectadores asistieron a la fiesta electrónica de pago, la Frikiparty, por no hablar de la afluencia al concierto gratuito del grupo argentino Ráfaga. «Quedamos asustados», reconoció el presidente. O la asistencia a las verbenas, en especial, la del viernes. El único contratiempo fue el domingo por causa de la lluvia.

García destacó que en la ruta del viernes, que recorrió diez locales donde se servía una consumición de cerveza o calimocho, «no hubo ni una sola intoxicación etílica, con toda la mala fama que tuvimos que aguantar, aunque, por suerte, eso ya cambió». Del mismo modo, en el resto de eventos multitudinarios no se registraron incidentes.

Otro detalle que sorprendió a la organización fue la gran afluencia de socios a recoger el pasado lunes desde muy pronto el bollo y la botella de sidra. Esa acogida les hace ser muy optimistas de cara a poner en marcha un nuevo proyecto: una multitudinaria comida en la calle, a semejanza de la que se realiza en Avilés durante las fiestas. «Antes era una merienda-cena y pensábamos que nos iba a llevar varios años cambiarlo, pero si sigue esa dinámica podremos conseguirlo antes», comentó el presidente.

La idea es acotar un poco más el horario de reparto del bollo y potenciar esa jornada festiva, estrenada este año, con más programación y charangas animando las calles de la localidad.

El presidente reconoció que las actuaciones pueden generar algunas molestias a los vecinos y pidió disculpas por ello, pero recordó que la mayoría de los socios y miembros de la directiva residen en el entorno del prau de la fiesta.

Fotos

Vídeos