Una sentencia pone en riesgo que se culminen las dos zonas públicas de Paredes

El circuito de seguridad vial ubicado en la zona deportiva pública de Paredes. / SUSANA SAN MARTÍN
El circuito de seguridad vial ubicado en la zona deportiva pública de Paredes. / SUSANA SAN MARTÍN

Un juzgado de Oviedo obliga al Ayuntamiento de Siero a devolver dos avales por valor de 1,48 millones a Liberbank, que podrá renunciar a realizar las obras comprometidas

J. C. D. SIERO.

Los intentos del Ayuntamiento de Siero para habilitar las zonas públicas verde y deportiva, en el ámbito de la Declaración de Utilidad Pública e Interés Social (DUPIS) de Paredes, acaban de verse truncados por una sentencia, que hace tambalear el acuerdo alcanzado con la entidad Liberbank para que culminara esas obras. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 de Oviedo acaba de estimar parcialmente el recurso que interpuso la empresa Excarpri -que se encuentra en fase de liquidación concursal- contra la resolución de la Alcaldía de Siero, de febrero de 2017, por la que se acordaba ejecutar los tres avales -por importe de 2,4 millones de euros- depositados en su día en garantía de la ejecución de las dos áreas públicas y la deportiva privada.

El fallo obliga al Ayuntamiento de Siero a devolver a Liberbank los dos avales de las zonas públicas -que suman 1,48 millones de euros- y le permite ejecutar el aval de la zona privada, de 916.543 euros, y realizar las obras pendientes. Como quiera que de esa última cantidad, hay 400.000 euros que están pignorados, la entidad bancaria se libraría de ejecutar los trabajos comprometidos con un desembolso en torno al medio millón de euros. La sentencia declara también que la extinta Excarpri no tiene obligación de «mantenimiento perpetuo» de la zona deportiva privada de 19.000 metros cuadrados, aunque sí quien se haga cargo del equipamiento en un futuro.

La sentencia se sustenta en que el Ayuntamiento de Siero debería haber recepcionado en 2006 las obras realizadas por Excarpri. Pero uno de los argumentos esgrimidos por los técnicos municipales fue que aquellas parcelas eran privadas por aquel entonces, además de que, de haberse recepcionado, Siero tendría que haber asumido desde entonces el mantenimiento de la superficie pública.

Estudiar el recurso

Contra la sentencia cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. El alcalde de Siero, Ángel García, comentó ayer que habrá que estudiar si se recurre y ha convocado una junta de portavoces, el próximo lunes, para explicar la sentencia. El regidor hizo también una lectura política de este varapalo judicial: «Si hubiéramos sido ágiles con la licencia y no hubiera habido tantos obstáculos, Liberbank ya habría ejecutado las obras», dijo. Y apuntó hacia «las trabas de algún colectivo» o a las críticas recibidas por parte de Somos Siero, IU y el PP. «Esperemos que analicen esta sentencia con las mismas gafas que valoraron la decisión del gobierno de llegar a un acuerdo con Liberbank», afirmó. Y es pesimista ante una hipotética decisión de Liberbank de culminar las obras, valoradas en un millón de euros. En breve espera reunirse con sus responsables.

Temas

Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos