«Siero tiene una buena base en igualdad de género, pero necesita más recursos»

Laura Viñuela, en el Teatro Auditorio de Siero. /  PABLO NOSTI
Laura Viñuela, en el Teatro Auditorio de Siero. / PABLO NOSTI

«Es fundamental que el personal municipal desarrolle un sistema de recopilación de datos estadísticos con perspectiva de género» Laura Viñuela Responsable del III Plan de Igualdad de Siero

LYDIA IS POLA DE SIERO.

Laura Viñuela es la directora de Espora Consultoría de Género y ha sido la responsable de elaborar el III Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Siero, aprobado por unanimidad en el Pleno del pasado jueves y que estará vigente hasta 2020.

-Fue presentado como un plan pionero, ¿qué particularidades tiene?

-Es novedoso porque se hizo a partir de las aportaciones de quienes participaron en las sesiones de trabajo con el Consejo de la Mujer y porque se utilizó la metodología del 'Viaje a la Igualdad', un programa creado en Suecia y que se ha desarrollado por primera vez en España.

-¿Cómo se ha aplicado?

-Establece cinco pasos similares a los que se dan cuando se planifica un viaje, de ahí su nombre. Primero toma como punto de partida los objetivos generales y luego describe la situación existente, analiza las causas y las consecuencias y propone medidas de actuación.

-¿Y qué tal ha sido la experiencia?

-Muy satisfactoria porque nos ha permitido tener una visión mucho más amplia y poner el enfoque en las personas en lugar de en los servicios, que es lo que se venía haciendo hasta ahora. El objetivo es garantizar que las medidas que se proponen responden de verdad a las necesidades que tiene la ciudadanía.

-¿Qué diagnóstico hace de Siero?

-Hay una buena base, pero necesita más recursos. Solo hay una persona a cargo del Centro Asesor de la Mujer haciendo un trabajo muy importante. La necesidad no es tanto que crezca el área de igualdad en personal sino que otros servicios municipales se impliquen y trabajen de forma conjunta y transversal.

-¿Cuál es la situación de las mujeres del concejo?

-Con el análisis de datos se detecta que, con carácter general, las mujeres tienen peor situación económica que los hombres, trabajos más precarios, sufren más desempleo y sus pensiones son bajas. Además, son el principal sostén de las familias, asumen los cuidados y tienen interiorizados los roles de género. Pero al no tener estadísticas desagregadas por género es complicado hacer una lectura real en todos los ámbitos.

-¿Qué líneas de trabajo establece el documento?

-Se tomó como objetivo garantizar una buena calidad de vida para la ciudadanía en base al bienestar, la identidad cultural y la calidad del entorno. Y el siguiente paso es elaborar planes de trabajo anuales que recojan actividades concretas.

-¿Cuáles han sido las principales propuestas?

-Dentro del propio ayuntamiento, que el personal municipal desarrolle un sistema de recopilación de datos con perspectiva de género. Y a nivel externo, las asociaciones deben fomentar la participación, hay que trabajar en la prevención de la violencia de género en las áreas de juventud e infancia, promover la igualdad en las empresas del municipio, apoyar a las emprendedoras y empresarias y la ciudadanía debe tomar conciencia de la importancia de la igualdad.

-¿Qué es lo más urgente que debe abordarse?

-La violencia de género siempre va a ser lo más importante porque es una cuestión de vida o muerte. Otras cosas no tienen tanta urgencia, pero no podemos perderles la pista y el transporte intermunicipal y las barreras arquitectónicas fueron dos temas muy recurrentes a lo largo del proceso.

-¿En qué sentido?

-En que deben hacerse actuaciones de mejora en ambos casos. Las mujeres, sobre todo en la zona rural, son quienes menor acceso tienen a un coche propio, lo que les genera una situación de dependencia de otra persona y eso a su vez influye en su capacidad de participación social. Y el transporte dentro del propio municipio es muy deficiente. Lo mismo ocurre con las barreras arquitectónicas, principalmente son las mujeres las que las sufren porque se hacen cargo de las personas dependientes, llevan sillas de bebé o carritos de la compra.

Evaluación externa en 2020

-Una vez comiencen a desarrollarse actuaciones concretas, ¿cómo se va a evaluar el grado de cumplimiento del plan?

-Se establecerán indicadores específicos de evaluación en todas las actividades y se elaborarán informes anuales. Y en 2020, cuando finalice la vigencia del plan, se hará una evaluación externa.

-Hablaba antes de la importancia de actuar contra la violencia de género. ¿Qué medidas se deben llevar a cabo en Siero?

-Es fundamental mantener y potenciar el Centro Asesor de la Mujer, difundir los recursos existentes y todas las iniciativas que se organicen en este sentido. Dentro del horror que supone la violencia contra la mujer, darle visibilidad es algo positivo porque genera más rechazo y concienciación. Pasó en su día con el asesinato de Ana Orantes y está pasando ahora con el juicio a 'La Manada'.

-Insiste en la necesidad de tener estadísticas desagregadas por género, ¿por qué es tan importante?

-Hay áreas en las que ya se hace, por ejemplo en Empleo, pero cuando los datos son generales trabajas a ciegas, hay que abordar las iniciativas desde una perspectiva real para garantizar que sean efectivas.

-El objetivo último de un plan de igualdad es que no exista discriminación. ¿No es un fin utópico?

-Debemos ser realistas. No creo que vayamos a ver la igualdad real ni a corto ni a medio plazo, pero es básico trabajar en ella, no podemos ignorar que existe discriminación y que hay que combatirla. No es tanto completar el camino sino empezar a dar pasos hacia el destino. Por eso en el plan de Siero lo que hacemos es establecer quince medidas que se estructuran en función de los seis grupo de personas a los que se dirigen. Es un documento ambicioso, pero no irrealizable, por eso estoy segura de que va a tener éxito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos