Somos Siero exige conservar sus dos representantes en las comisiones

Ana Ballester y Javier Pintado, primeros por la izquierda, antes del inicio de la comisión de Urbanismo. / NOSTI

La edil no adscrita pide incorporarse a Urbanismo e Infraestructuras y el alcalde estudia un reparto que refleje la pluralidad de la corporación municipal

LYDIA IS POLA DE SIERO.

Tras la renuncia de María Fernández López como concejala del grupo municipal de Somos y su paso a no adscrita por discrepancias con la formación, la corporación de Siero afronta la que será su segunda reorganización en un año y la cuarta en siete. La última modificación se produjo solo hace seis meses, cuando Javier Seoane dimitió como edil del PP y se convirtió en el primer tránsfuga de la legislatura.

Y como pasó en aquel entonces, la ausencia de un reglamento orgánico municipal -que aún está en elaboración-, y la escasa normativa existente a nivel general dejan sin un marco legal firme la petición de la concejala para integrarse en las comisiones informativas y han provocado el primer conflicto.

Somos tiene dos representantes por comisión y hasta ahora, Fernández acudía como titular a la de Urbanismo, Empleo y Desarrollo Económico, cuya sesión, prevista para ayer por la mañana, se convocó la semana pasada con la edil aún dentro del grupo municipal. «Decidí acudir por mantener la normalidad y con buena fe, hasta que el jueves no se dé cuenta al Pleno de mi renuncia», explicó.

Pero a su llegada a la sala de juntas se encontró con sus excompañeros Javier Pintado y Ana Ballester, que defendieron que ya debía ser considerada no adscrita desde el momento en que presentó su dimisión el pasado sábado y que, por tanto, no tenía cabida en la comisión. Ante esta situación, la presidenta, la socialista Noelia Macías, suspendió la sesión y consultó al secretario municipal, que aconsejó a la edil permitir la asistencia de Fernández. Ésta, mientras aguardaba una respuesta, insistió en que no quiere «ni guerras ni enfrentamientos» y adelantó que solo ha pedido formar parte de las comisiones de Urbanismo y de Infraestructuras, que son a las que ya acudía.

Finalmente, la sesión se retomó con la concejala no adscrita, por lo que uno de los dos ediles de Somos debía abandonarla, lo que provocó la salida de ambos al considerar que se estaban vulnerando sus derechos de representación pasando de dos concejales a uno y permitiendo a Fernández votar en nombre de su antiguo grupo. Asimismo, Javier Pintado y Ana Ballester anunciaron que recurrirán todos los acuerdos que se tomen en las comisiones mientras no se regularice la situación, ya que temen que esta tarde se repita el conflicto en la sesión de Infraestructuras, aunque ayer registraron un escrito con el nuevo reparto de su grupo. «Vamos a pelear por conservar nuestros dos representantes, su salida no puede mermar nuestros derechos», insistieron.

Código Ético de Somos

Los ediles mostraron también su preocupación por la actitud del PSOE, que consideran que «favorece el transfuguismo». Y recordaron que María Fernández incumple el Código Ético que firmó al concurrir a las elecciones con Somos por mantener su acta de concejal pese a abandonar el grupo. «Moralmente, su discurso no se mantiene», apuntaron.

Por otro lado, el alcalde, Ángel García, anunció ayer que está trabajando en una nueva propuesta de reparto de las comisiones informativas «que refleje la pluralidad de la corporación y que garantice el derecho de todos los concejales, sin perjuicio de la representación salida de las urnas».

Fotos

Vídeos