Siero limitará a una docena de áreas la implantación de hornos crematorios

PP y Ciudadanos critican que la CUOTA impida la ampliación de viviendas asociadas a explotaciones agropecuarias que ya no tengan actividad

LYDIA IS POLA DE SIERO.

La corporación de Siero debatirá el próximo jueves en el Pleno ordinario la aprobación definitiva de la octava modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), cuyo expediente fue tratado ayer en la Comisión Informativa de Urbanismo.

El pasado 28 de febrero, la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA) remitió un informe favorable, preceptivo y vinculante en el que incluía una serie de consideraciones a seguir por el Ayuntamiento. Una de las más importantes afecta a la implantación de hornos crematorios en el concejo. El organismo pedía que se justificase que no existe suelo fuera del no urbanizable capaz de acoger esta actividad respetando la distancia de 500 metros exigida por la normativa y la razón por la que no puede acogerse dicho uso en suelos industriales.

En este sentido, el Ayuntamiento apunta que las dos áreas industriales que cumplen los requisitos -una en Les Folgueres y otra en Meres-, tienen en la actualidad actividad y señala que «si en el fuuro desapareciera alguna de las empresas instaladas podría implantarse un posible crematorio». Además, delimita en otros diez los espacios en suelo no urbanizable donde se podría instalar, aunque matiza que «solo serían aptos los que puedan cumplir con los requisitos exigidos por el estudio de implantación y plan especial». El portavoz de IU, Edgar Cosío, se mostró satisfecho con la limitación, pero defendió que «para el futuro habría que estudiar si hay más actividades que incluir».

Otra de las consideraciones de la CUOTA es no permitir la ampliación de las viviendas que se encuentren en suelo no urbanizable de interés que no estén vinculadas a una explotación agropecuaria en funcionamiento, una imposición que ha suscitado las críticas de PP y Ciudadanos. «Trataremos de hacer lo posible para modificar este criterio que perjudica la necesidad de fijar población en zonas rurales», apuntó Sergio García, portavoz de Ciudadanos.

Por su parte, Cristóbal Lapuerta, edil del PP, hizo hincapié en otra de las indicaciones remitidas por el Principado referente a especificar que la declaración legal de ruina no será incompatible con el deber de conservación cultural en los términos que señala la Ley de Patrimonio Cultural. «Habrá que ver si en el futuro las medidas propuestas para intentar proteger el patrimonio cultural de Siero son efectivas», comentó. Asimismo, se mostró partidario de que «en el desarrollo del próximo plan -en la actualidad está en marcha la revisión general- se concreten el máximo de cuestiones para evitar dejar a interpretaciones contradictorias el futuro urbanístico del concejo».

Zona comercial en Lugones

Por otro lado, el portavoz de Somos, Javier Pintado, puso el acento en el requerimiento para justificar que el suelo comercial de la zona de El Castro, en Lugones, estaba vinculado a una operación de renovación o rehabilitación de la trama urbana, en este caso a la construcción de una glorieta. «Se mantiene que se construyan grandes superficies a la entrada de Lugones, lo que nos parece peligroso para el pequeño comercio», apuntó. Y añadió que «el modelo de construcción de la rotonda facilita la especulación al descargar de costes iniciales a las constructoras, lo que beneficia únicamente a los intereses privados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos