«Siero quizás sea el concejo que presenta mejor situación financiera»

El concejal Alberto Pajares en su despacho.
El concejal Alberto Pajares en su despacho. / DAMIÁN ARIENZA

Alberto Pajares San Miguel, concejal de Economía, Hacienda y Modernización de Siero: «La regla del gasto, que no la entiende ni el que la inventó, es el principal escollo con el que nos encontramos hoy en día los ayuntamientos»

JOSÉ CEZÓN SIERO.

Alberto Pajares San Miguel (Infiestu, 1980) es el concejal de Economía, Hacienda, Modernización y Administración Municipal del Ayuntamiento de Siero. Estudió Administración de Empresas y trabajó en el INE, la Fundación CTIC, el Banco Pastor y La Caixa. Reside desde 1988 en la Urbanización de La Fresneda.

-¿Siero es un concejo rico?

-Rico no, pero ahora mismo quizás sea el concejo que mejor situación financiera presenta de Asturias.

«Se radicaliza todo mucho al entrar en política y todo el mundo te pone un cliché»

-¿Y buen pagador?

-Sí. Estamos pagando a una media de treinta días, así que, prácticamente, pagamos al contado.

-¿Cómo se ha conseguido reducir la deuda municipal a la mitad en tan poco tiempo?

-En primer lugar, desde que entramos se hizo un ajuste en el gasto corriente para poder incrementar las partidas de inversiones. Luego entraron nuevos ingresos, como fue la revisión que hizo el Catastro de las parcelas que no estaban pagando IBI; sin tener que tocar los impuestos, se está recaudando más dinero que no estaba declarado. Y se redujo también por las restricciones estatales y la exigencia de Europa de rebajar la deuda; estamos muy atados a multitud de ratios de debemos cumplir: estabilidad presupuestaria, la famosa regla del gasto. Y luego está la complejidad de que el ejercicio nace el 1 de enero y muere el 31 de diciembre. Lo que no hayas ejecutado, tienes que emplearlo, por un lado, en amortizar deuda y luego hay muchas restricciones para poder reinvertirlo en años siguientes, por eso es muy importante tener los presupuestos aprobados el 1 de enero.

-¿Llegaremos a la deuda cero?

-Sí, confío en que podamos llegar. Y si pudiera ser antes de acabar la legislatura, ya sería perfecto. Vamos a intentarlo.

-¿Existe mucho fraude fiscal en el concejo?

-El fraude fiscal no lo conocemos, no hay estadísticas, aunque cada vez hay más mecanismos para localizarlo, estamos más interconectados con el Principado y se ha reducido mucho el fraude. Un ejemplo es el que decía antes del IBI, que se están recaudando en torno a 500.000 euros más al año que no se habían declarado históricamente. Para el Ayuntamiento supuso recibir de golpe dos millones de euros de cuatro años no pagados, que es lo que les puedes sancionar, y luego te incrementa el padrón anual en unos 500.000 euros.

-¿Existen datos que demuestren que la congelación de impuestos atrae nuevas empresas a Siero?

-No creo que sea algo determinante, aunque pueda beneficiar en algunos casos. Yo creo que lo principal es la ubicación en el centro de Asturias y rodeado de autopistas. Siero es el lugar idóneo para ubicarse y se ve que es el único en el que triunfa un centro comercial como Intu.

-¿Cuáles son los próximos proyectos de la administración electrónica?

-Queremos implantar ahora la firma digital en Servicios Sociales, que con el nuevo edificio tenemos infraestructuras para ello. También pretendemos implantar una sede electrónica más potente, donde los vecinos puedan ver sus recibos por internet con una contraseña. Y la contabilidad analítica para saber lo que nos cuestan los servicios, mantener un edificio abierto, por departamentos, por negociados, por concejales...Si cuantificas lo que quieres asumir, después podrás ofrecer mejores soluciones.

-¿Y el pago de las multas?

-A finales de septiembre va a venir la empresa a implantarlo y yo creo que, antes de que acabe el año, ya se podrán pagar por internet.

-¿Confirma que habrá una nueva modificación de crédito y qué se puede adelantar?

-Sí, habrá una modificación para -lo que llama el Estado- proyectos financieramente sostenibles, que no generen más coste para la administración y con una vida útil de más de cinco años. Iremos a saneamientos y aguas, que son los dos principales problemas de Siero, y a urbanizaciones de calles y cosas genéricas. Lo sacaremos cuando técnicamente sea posible y no creo que haya problemas en alcanzar acuerdos con los demás grupos.

-La oposición sostiene que el exceso de remanentes es achacable a una mala planificación del presupuesto. ¿Está relacionado?

-Yo creo que no. Somos el único municipio de Asturias que está consiguiendo aprobar los presupuestos antes del 31 de diciembre. La ejecución está siendo altísima: en 2016 fue superior al 80% y este año tendremos el 90% de las inversiones licitadas. Se están superando todos los niveles de ejecución de la última década, pero hay muchas restricciones, sobre todo, estatales. La famosa regla del gasto, que no la entiende ni el que la inventó, es el principal escollo con el que nos encontramos hoy en día los ayuntamientos.

-¿Pero el Ayuntamiento podría intentar elaborar un presupuesto más alto?

-El problema es esa regla de gasto, que no entendemos ningún economista. Una empresa o administración tendría que hacer el presupuesto en virtud de lo que ingresa, pero la regla de gasto te obliga a presupuestar en virtud de lo que gastaste el año anterior. Aunque tú incrementes tus ingresos, si no son por incrementos normativos, no te permiten aumentar tus gastos. Por ejemplo, esos dos millones del IBI no declarado no los podemos gastar, porque no provienen de un cambio en las ordenanzas. Y eso es lo que no tiene mucho sentido. Todo el mundo está pidiendo al Estado que le deje gastar el dinero que tiene, que no es endeudarse más.

Disposición total

-Usted no procede de la militancia política. ¿Qué es lo que más le ha sorprendido de este mundo?

-Todo un poco. En las comisiones te hablan de cosas pasadas y de gente que ni siquiera conocías. Por ejemplo, en la de investigación (Urbaser) no sabía ni de qué me hablaban. Se radicaliza todo mucho al entrar el política y todo el mundo te pone un cliché. Y luego tienes que asumir que estás muy expuesto a la gente: quieren que ganes poco dinero, que trabajes mucho y que tengas una disposición total. Eso es un desgaste muy grande y me ha costado. Entiendo que se exija a los políticos pero, en algunos casos, ya pedimos que sean superhombres y somos gente normal y corriente.

-¿Pensó alguna vez en dejarlo?

-Hay días que apetece, porque te toca tomar decisiones que es 'mala' o 'muy mala' y no tienes otra salida. Y yo llevo la parte económica, que se mira mucho más. Pero me comprometí estos cuatro años y voy a cumplirlo si no es por una causa mayor.

Temas

Siero, Ibi

Fotos

Vídeos