Siero registró tan solo seis casos de absentismo escolar durante este curso

Una intervención de la Policía Local de Siero en un caso de absentismo escolar. / PABLO NOSTI

Los Servicios Sociales aplican un protocolo de intervención si las ausencias a clase superan el 25% del horario lectivo

JOSÉ CEZÓN SIERO.

La Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Siero registró tan solo seis casos de absentismo escolar durante el pasado curso, cuatro de ellos en Secundaria y dos en Primaria. Los protocolos municipales de intervención se empiezan a activar cuando las ausencias a clase de los estudiantes rebasan el 25% del total del horario lectivo, lo que ya se considera como un absentismo grave, según explicó la concejala del área, Natividad Álvarez.

En esos casos de absentismo grave, el centro educativo entrega una ficha del alumno al Ayuntamiento de Siero para desarrollar un plan individual de intervención que, al finalizar el curso, los Servicios Sociales devuelven al centro y lo envían también a la Consejería de Educación del Principado. Asimismo, se ponen en marcha unas medidas rehabilitadoras de apoyo social para mejorar el entorno familiar del alumno y atender las necesidades del menor para evitar separaciones familiares.

Cuando se está por debajo de ese umbral del 25%, pero se detectan algunas anomalías en la asistencia a clase, existe también una coordinación entre los Servicios Sociales, el técnico de servicios a la comunidad (o el orientador) y el tutor del alumno para tratar de reconducir la situación y evitar activar el protocolo. En esos casos se contemplan una serie de acciones preventivas para sensibilizar a las familias de la importancia de la escolarización y sus beneficios.

Cuando se está por debajo del 25% de las ausencias, se ejercen acciones preventivas

Existen algunas diferencias entre el absentismo en Primaria (hasta los 12 años) y el de Secundaria, según explican los técnicos. En los primeros, se da una mayor responsabilidad de los padres que no velan por que sus hijos asistan regularmente a clase. Las situaciones en Secundaria son más complejas. Desde padres que desconocen que sus hijos no acuden a clase y se preocupan por ese absentismo, hasta los que son conocedores, pero no toman medidas o incluso lo consienten. Esas fuentes destacaron la importancia de que el técnico de servicios a la comunidad y el tutor del alumno absentista trabajen en estrecha coordinación para trasladar un mismo mensaje a las familias.

La Policía Local

En este asunto del absentismo escolar, juega también un papel esencial la Policía Local de Siero, que interviene cuando ve a menores o jóvenes por las calles en horario lectivo. El año pasado los agentes realizaron siete intervenciones. Su forma de proceder es llevarles al centro de enseñanza en el que cursan sus estudios. En ocasiones, los estudiantes les comentan a los agentes que han sido expulsados temporalmente del centro, por lo que se encargan de verificarlo, y si se confirma esa expulsión, ya no pueden intervenir. La Policía Local traslada también una copia de su intervención a los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

Lo que es una realidad es que en Siero se lleva trabajando desde hace mucho tiempo en atajar ese problema del absentismo. Incluso existe un plan municipal antiguo que aún se sigue aplicando, según apuntó la concejala.

Más

Temas

Siero

Fotos

Vídeos