Los vecinos de Siero piden mejorar el mantenimiento de los ríos Nora y Noreña

El río Nora, desbordado en Siero./Susana San Martín
El río Nora, desbordado en Siero. / Susana San Martín

«"Si cae un árbol, ahí se queda y eso es lo que origina los problemas cuando llega el temporal», critican los afectados tras las últimas crecidas

LYDIA IS y ALICIA G. OVIESVillaviciosa

"El río no está como debería". Los vecinos de los núcleos de Siero afectados por el desbordamiento de los ríos Nora y Noreña coinciden en señalar que hace falta mejorar el mantenimiento de los cauces. Después de que en la jornada del lunes las inundaciones dejaran cortadas varias carreteras, el municipio recuperó esta mañana la normalidad. Luis González tiene una finca con huerta y ganado en Castañera, en la parroquia de Granda. "Hoy toca valorar daños, de momento parece que nada grave; es verdad que es una zona inundable, pero como ésta solo lo había visto otra vez hace unos años, por mucho que estés prevenido, nunca sabes lo que te va a armar, el nivel del agua sube de golpe y porrazo", apunta. Esta vez no fue necesario que desalojara a sus animales, pero ya le tocó sacarlos "con el agua al cuello" y lamenta que la Confederación Hidrográfica no permita a los vecinos limpiar el río. "Si cae un árbol, ahí se queda y eso es lo que origina los problemas cuando llega el temporal", añade. Enfrente de su parcela, al otro lado del cauce, la riada se llevó parte de un muro de contención y de un cierre.

También recuperó la normalidad la parroquia de Tiñana y se restableció la circulación de vehículos por el puente de la ermita de Nuestra Señora de la Cabeza que comunica Meres con Granda y Tiñana, así como en la avenida de Les Bellotines que da acceso a la urbanización Malvarán, en Lugones.

Por otro lado, el Servicio de Emergencias del 112-Asturias movilizó a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Siero para retirar un árbol en la carretera AS-249 que une Carbayín con Gargantá y para evacuar a varios animales que estaban en situación de peligro en una finca inundada en Les Folgueres, una intervención en la que también participaron Bomberos de Asturias y agentes de la Guardia Civil. El coordinador de Protección Civil, Jairo Tuero, explicó que auxiliaron a seis perros, cinco ovejas adultas, tres corderos y varias gallinas.

Más información

También en Villaviciosa, el río Linares parece ir poco a poco volviendo a su situación habitual. El cauce llegó a desbordarse este fin de semana a la altura de La Barquerina y varias calles se inundaron ligeramente. Algo a lo que los vecinos ya están acostumbrados cada vez que llueve. "Siempre que llueve mucho pasa lo mismo", critican. El concejo se encuentra en una zona de riesgo de inundaciones. El alcalde, Alejandro Vega, lamentó hace unas semanas que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico no hubiese llevado a cabo todavía ninguna de las medidas comprometidas para acabar con esta problemática.

En Cabranes la nieve ha ido cuajando a lo largo de la noche, llenando las calles de un manto blanco. Dos voluntarios de Protección Civil llevan desde las siete de la mañana con un retén preventivo para evitar incidentes. Hasta el momento la situación es tranquila.

La Barquerina, anegada por las fuertes lluvias.
La Barquerina, anegada por las fuertes lluvias. / A. G. O.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos