Una tensa asamblea aprueba un déficit de 2.346 euros

Un socio criticó las fiestas actuales, la gestión de Soto y que había una candidatura interesada en coger la entidad

J. C. D. POLA DE SIERO.

La Sociedad de Festejos celebró ayer la asamblea ordinaria para aprobar las cuentas del pasado ejercicio, que arrojó un déficit de 2.346 euros. Asistieron tan solo media docena de socios, pero se desarrolló en un clima de gran crispación. El primer incidente se produjo cuando el presidente, Jenaro Soto, rechazó la validez de una veintena de votos delegados a dos de los asistentes, con el argumento de que deberían haberse presentado antes iniciarse la asamblea. Las cuentas salieron, en cambio, con los 32 votos delegados en favor del presidente, que varios de los presentes exigieron verificar.

Se cuestionó también los 13.070 euros de ingresos de cuotas de socios, que se consideraba insuficiente. El asesor explicó que solo se contabilizaba el dinero ingresado en tesorería. Otro socio criticó las fiestas locales, calificó como «una dictadura» la gestión de Soto y anunció que un grupo de gente pretendía presentar una candidatura a reemplazarle, a la vez que recordó unas palabras de Soto de 2012 y 2016 de que dejaría paso a quien quisiera hacerse cargo de la entidad. Soto respondió que el cauce era una asamblea extraordinaria, pero le advirtió que tardaría «unos seis meses» en convocarse. También le reclamaron copia de los estatutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos