Los vecinos de Cayés esperan que el Principado apruebe sus topónimos de uso tradicional

MARCOS GUTIÉRREZ LLANERA.

El Consejo de Gobierno autorizó el miércoles el decreto por el que se aprobaron los topónimos oficiales del concejo de Candamo, con lo que ya son 53 de los 78 municipios asturianos los que tienen aprobada la toponimia tradicional. De acuerdo con el Gobierno regional, tras varias reuniones de la Xunta Asesora de Toponimia, en breve se propondrán para su aprobación los decretos de toponimia de Peñamellera Alta, Tapia de Casariego y Tineo. También se encontrarían en fase muy avanzada los expedientes de Cabrales, Llanera, Castropol, Coaña, Las Regueras, Onís, Somiedo y Soto del Barco.

Las asociaciones de vecinos de Pruvia y Cayés presentaron en su momento sus alegaciones. En el caso de los representantes de los vecinos de Cayés, los términos para los que se solicitó su inclusión son la Ería de Forniella y la Ería de Solavilla. Luis Álvarez, presidente de la Asociación de Vecinos de Cayés, apuntó ayer que «hasta este momento no tenemos ningún tipo notificación» de que se hayan admitido o no ambos topónimos de uso tradicional.

Indicó que «están en el imaginario de los vecinos y la memoria colectiva». Por eso, su opinión es que las alegaciones de los vecinos «deben de constar; esperamos que llegue oficialmente la comunicación». Añade que, en este momento, los vecinos se mantienen «optimistas, porque estamos hablando de dos parajes muy vinculados históricamente a esta parroquia».

Fotos

Vídeos