Vecinos de Celles acusan a Patrimonio de ignorar los informes sobre el palacio

La asociación San Juan Bautista da a conocer un documento jurídico firmado este año que reconoce la «inactividad» de la Admnistración

L. I. A. POLA DE SIERO.

«No queremos más informes que solo sirven para engordar el expediente del palacio de Celles, queremos hechos, pero lo que está pasando es que el edificio terminará cayendo ante la falta de interés de la propiedad por arreglarlo y la dejadez de la administración en exigirlo». Carmen Blanco está al frente de la asociación de vecinos San Juan Bautista de Celles y asegura que no va a cejar en su empeño de hacer que se cumpla la Ley de Patrimonio, una labor que inició en 2007 a raíz de un correo electrónico que envió a una funcionaria de la Dirección General de Patrimonio en el que denunciaba la delicada situación del inmueble, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2003.

Como parte interesada en el procedimiento, su último movimiento ha sido solicitar los nuevos informes que obran en el expediente. «El del jurista es demoledor contra la propia Dirección General de Patrimonio», señala Blanco. El documento, fechado el pasado 26 de enero, responde a una petición realizada unos días antes por el jefe del servicio sobre las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Siero contra el acuerdo del Consejo del Patrimonio Cultural de 18 de diciembre de 2014 que desestimó la declaración de ruina del inmueble y recoge que «la conducta de la administración fue permanecer durante mucho tiempo inactiva totalmente».

LAS FECHAS

18 de diciembre de 2014
El Consejo del Patrimonio Cultural desestima la declaración de ruina del palacio de Celles.
19 de enero de 2018
El jefe de servicio pide un informe sobre las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Siero contra el acuerdo del Consejo de Patrimonio.
Marzo de 2018
Patrimonio emite un informe en el que señala que el palacio no está en ruina.

Asimismo, señala que «no concretó a tiempo, de forma clara y taxativa cómo debía procederse para salvaguardarse este bien» y reconoce que «nuestras propuestas fueron desoídas tanto por el Consejo del Patrimonio Cultural como por la Dirección General de Patrimonio».

Unas afirmaciones que para la presidenta del colectivo vecinal son «la gota que colma el vaso». Blanco defiende que «el objetivo es luchar por el palacio», pero considera que «no tenemos que ser nosotros, debe ser el Principado quien lo haga». Y añade que «la ley es muy clara en cuanto a lo que se debe hacer y quién tiene que tomar cartas en el asunto».

Por otra parte, se muestra muy crítica con la Dirección General de Patrimonio, a la que acusa de ignorar sus propios informes. «El mismo jurista firma otro documento en mayo de 2007 en el que dice que el palacio presenta un penoso estado de abandono y cuestiona que desde su declaración como BIC y a pesar de que ahí ya figura que está en mal estado, no se haya elaborado ningún informe en el que se detalle la labor de seguimiento por parte de la administración para encauzar la situación de deterioro y aconseja que se redacte un informe técnico con una estimación económica describiendo las obras de urgente intervención que tampoco se hizo», detalla.

Por otro lado, Blanco señala que «llevamos años haciéndonos las mismas preguntas; ¿para qué lo declaran BIC si luego no hacen nada?». En la actualidad, el expediente del palacio de Celles está pendiente de que el Ayuntamiento de Siero resuelva la petición de ruina cursada por la propiedad en 2013.

Temas

Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos