Vecinos de Pumarabule denuncian vertidos tóxicos en el antiguo pozo minero

Vista de la balsa donde se encuentran los restos de aceites y grasas usadas. /  PABLO NOSTI
Vista de la balsa donde se encuentran los restos de aceites y grasas usadas. / PABLO NOSTI

LYDIA IS PUMARABULE (SIERO).

Los vecinos de Pumarabule están preocupados. En el antiguo pozo minero, cerrado desde 2005, aún hay residuos de la maquinaria que se utilizaba para la extracción del carbón, sobre todo desengrasantes y aceites quemados.

Las instalaciones, en estado de abandono, conservan aún la construcción que servía como almacén de residuos tóxicos y peligrosos, donde se destinaban esas grasas usadas. En la actualidad, entre restos de escombros y de basura, se ve a simple vista una balsa de aceite y varias marcas oscuras en el muro, señal de desbordamiento. «El pozo está inundado y nos preocupa que se estén filtrando a los acuíferos, hay una normativa que obliga a recoger y tratar este tipo de residuos, pero aquí no se está cumpliendo», denuncian los vecinos.

Asimismo, critican el abandono de las instalaciones, en las que aseguran que «lo que no fue desmantelado, fue objeto de actos vandálicos». Como ejemplo ponen la antigua casa de aseo, en la que ya no queda ninguna señal que desvele para lo que fue utilizada. Otro de los espacios más degradados es el antiguo botiquín, del que apenas quedan en pie sus cuatro paredes.

Por otra parte, los vecinos reclaman una limpieza de los terrenos, sobre todo de los más próximos a la carretera, donde la maleza comienza a ocupar parte de la acera, lo que dificulta el paso de peatones. «Si Hunosa como propietaria no cumple, al menos que el Ayuntamiento se lo exija, entendemos que en la situación en la que estamos aquí no se va a desarrollar nada en este suelo, pero por lo menos que esté limpio y adecentado», reclaman.

En 2010, cinco años después del cierre del pozo, Hunosa inició los trámites para reordenar el suelo y estudiar la posibilidad de transformarlo en una zona empresarial. Sin embargo, el proyecto nunca llegó a desarrollarse y las antiguas instalaciones se encuentran sin mantenimiento llenas de escombros, basura y maleza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos