Villardeveyo mima a los suyos

De pie, por la izquierda, Ángel Sedano, Mari Paz Menéndez, Gerardo Sanz, Rosa Muñiz. Pepe Mon, Fernando Rico y Remi Alonso. Sentados, Gloria Peláez, Amelia Rodríguez, Luisa Iglesias, Luis García, Luisina Suárez, Maruja Díaz, Francisco Méndez, Jesús Penas y Maruja Fernández. / S. S. M.
De pie, por la izquierda, Ángel Sedano, Mari Paz Menéndez, Gerardo Sanz, Rosa Muñiz. Pepe Mon, Fernando Rico y Remi Alonso. Sentados, Gloria Peláez, Amelia Rodríguez, Luisa Iglesias, Luis García, Luisina Suárez, Maruja Díaz, Francisco Méndez, Jesús Penas y Maruja Fernández. / S. S. M.

La asociación de vecinos San Miguel homenajea a diez mayores de la parroquia en una jornada de convivencia

LYDIA IS LA MIRANDA (LLANERA).

Unos nacieron en la parroquia, otros llegaron tras contraer matrimonio y algunos lo hicieron para trabajar. Pero todos sienten Villaderveyo como propio y por ello la asociación de vecinos San Miguel les rindió ayer homenaje en una comida celebrada con amigos y familiares en el restaurante Royal, de La Miranda, en la que participaron más de 120 personas.

Este año fueron diez los mayores que recibieron un cariñoso reconocimiento. «Son ejemplos de vidas marcadas por el trabajo duro y se merecen un día alegre y festivo, que aprovechen para reencontrarse con amistades y con algún refresquín de entonces, que siempre presta», bromeó la presidenta del colectivo, Rosa Muñiz, que también hizo entrega de un detalle a los homenajeados el pasado año y que no quisieron perderse la cita. «Es una oportunidad para que se vean y recuerden anécdotas y vivencias, el resto del año cada uno hace su vida y aunque viven cerca, muchos no coinciden», añadió.

«Estoy muy contenta, son detalles que se agradecen toda la vida», apuntó Amelia Rodríguez, una mujer que sus vecinos definen como «fuerte y atrevida» y que emigró a Bruselas, donde vivió doce años. Francisco Méndez, llegó a Villaderveyo procedente del occidente asturiano para trabajar en Ensidesa. Es más conocido por 'Paco el de las colmenas', ya que hasta su jubilación fue productor de miel.

«Son ejemplos de vidas marcadas por el trabajo duro, se merecen un día alegre y festivo»

En la misma factoría trabajó Jesús Penas, aunque posteriormente lo hizo en el desdoblamiento del túnel de la Renfe en Lugo y también fue zapatero y transportista. Su mujer, Maruja Fernández, regentó una tienda, un bar, y el local de reparación de calzado de su marido. Además, fue la presidenta del club de fútbol de Villabona, convirtiéndose en una de las primeras mujeres en ocupar este cargo en España.

También fueron reconocidos Maruja Díaz, costurera empedernida, Gloria Peláez, más conocida por 'La Nena del Palacio'; Luisa Suárez, a la que le gusta cocinar para grandes grupos y el matrimonio formado por Luisa Iglesias y Luis García. Uno de los momentos más emotivos se produjo al nombrar a la décima homenajeada, Rosario Díaz, que no pudo acudir al tener hospitalizada a su hija Charín, que forma parte de la junta directiva del colectivo vecinal. «Nuestro cariño y pensamiento están con ellas», señaló Mari Paz Menéndez, encargada de glosar la trayectoria de los mayores.

Centro penitenciario

Por su parte, el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, destacó el trabajo de la asociación de vecinos y la importancia de «hacer pueblo». Asimismo, recordó que «un día como hoy de hace dos años, el por entonces diputado Antonio Trevín, visitó Villabona para iniciar la estrategia que culminó con el cambio del nombre de la cárcel a Centro Penitenciario de Asturias, un logro de esta asociación, se les metió en la cabeza que había que cambiarlo y lo consiguieron». Trevín, ya retirado de la política, también participó en la comida.

Temas

Llanera

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos