Xata Roxa quiere reabrir el matadero de Alperi Cuesta antes de fin de año

Instalaciones de Alperi Cuesta, en Noreña, propiedad de Xata Roxa. / PABLO NOSTI
Instalaciones de Alperi Cuesta, en Noreña, propiedad de Xata Roxa. / PABLO NOSTI

Centralizará en la planta de Noreña que acaba de adquirir la actividad de despiece y trasladará para ello a los veinte empleados que tiene en Mieres

MARCOS GUTIÉRREZ NOREÑA.

Los actuales propietarios de la planta de Carnes Alperi Cuesta, en Noreña, esperan poder reabrir las emblemáticas instalaciones antes de que finalice el presente año. El pasado viernes Xata Roxa, etiqueta comercial de Aseava, la asociación de criadores de la raza de vacuno asturiana de los valles, presentó la mejor de las ofertas en la subasta de compra fijada por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Oviedo. 525.000 euros por el edificio, las instalaciones, la maquinaria y los terrenos.

Iñaki González es el gerente de la Asociación de Criadores de Raza de Ganado Vacuno Selecto Asturiana de los Valles (Aseava). Explicó que la firma estaba buscando «invertir en unas nuevas instalaciones y estas nos gustaron». La intención es que la actividad de la sala de despiece que tiene en Mieres, con sus veinte profesionales, se traslade a Noreña. «En Mieres estamos de alquiler y esta operación sería básicamente de traslado», comentó. «Principalmente nos atrajo la localización y el tamaño de la planta y que era en su momento una industria con sala de despiece», comento el gerente de la empresa.

En esta línea indicó que «además, está muy bien ubicada en la zona centro, cerca de mataderos que complementen nuestra actividad». Destacó que el objetivo de Xata Roxa pasa por realizar la mudanza de profesionales y equipos «lo más rápido posible». Indicó, no obstante, que los plazos dependen fundamentalmente de lo que tarde en formalizarse el contrato de adquisición, del plazo que lleve la adecuación de las instalaciones (que llevan más de un año inactivas) y la obtención de los permisos. «Esperamos poder estar trabajando en Noreña antes de final de año, que es uno de nuestros periodos más fuertes de actividad».

El pasado mes de enero se cumplió un año del cierre de Carnes Alperi Cuesta S. A. tras entrar en liquidación a causa de los problemas económicos acumulados a lo largo de su último ejercicio. Finalmente, al no poder lograrse el acuerdo con un socio inversor que reflotase la actividad, la emblemática planta se vio abocada al cierre. En el momento en el que se produjo el final de su actividad, la planta, fundada originalmente por los hermanos Alperi Cuesta, estaba gestionada por la segunda generación familiar. En diciembre de 2016, la compañía solicitó el concurso voluntario de acreedores y cesó su actividad. En ese momento la plantilla estaba integrada por diecisiete trabajadores.

Temas

Noreña

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos