Siete ejemplos de coraje y esperanza

Plácido Arango, Estela Barnés, el Padre Ángel, Susanna Griso, Alberto Suárez y Javier Vega de Seoane, en el estrado. / PABLO LORENZANA

Con la crisis catalana de fondo, los premios Asicom invitan a la reflexión y la concordia | Plácido Arango, Javier Vega de Seoane, el padre Ángel, la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Susanna Griso, la científica Nora Volkow y el atleta Alberto Suárez reciben la distinción iberoamericana

ELENA RODRÍGUEZ OVIEDO.

«En la Facultad de Periodismo nos dicen que hay que ser neutral, mantener la distancia, pero con la independencia de Cataluña hay que dejar la neutralidad atrás y dar un paso adelante. Con el populismo, las soluciones fáciles para problemas complejos, la postverdad, los enemigos externos ('España nos roba') y el sustrato de malestar social que ha creado, ya no vale la distancia». Lo dijo la periodista Susanna Griso ayer, en Oviedo, tras recibir uno de los premios que entregaron ayer la Asociación Iberoamericana de la Comunicación (Asicom) y la Universidad de Oviedo. Ante el atento auditorio reunido en el Paraninfo del Edificio Histórico universitario, insistió en que «están siendo momentos muy dolorosos y hay mucho en juego». Como barcelonesa, esta fractura social, dijo, «toca de lleno al pan de mis hijos y de la gente que quiero, pero sobre todo a la convivencia dentro de Cataluña y entre España y Cataluña. Y esto solo se combate con el periodismo con mayúsculas, luchando contra esas postverdades que nos están llevando a un alejamiento incomprensible. Ojalá, como dice el padre Ángel, que veamos la luz y sigamos siendo hermanos».

El suyo fue uno de los agradecimientos más emotivos de la entrega de estos premios que distinguieron el coraje, la solidaridad y la concordia, representados en Estela Barnés de Carlotto (presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo), el padre Ángel, el empresario asturmexicano Plácido Arango, el presidente del Círculo de Empresarios Javier Vega de Seoane, el atleta paralímpico Alberto Suárez y la científica Nora D. Volkow.

Ejemplo de ese compromiso por un mundo mejor es Estela Barnés de Carlotto, que dejó su trabajo como maestra después de que su hija mayor, Laura, embarazada, fuera secuestrada por los militares argentinos. «Este premio es de todas las abuelas de la Plaza de Mayo, Ninguna podría haber conseguido lo que hemos logrado en soledad. Y lo hemos hecho desde el amor, la paz y la no violencia. Desde el 24 de marzo de 1976, solo hemos querido esclarecer los hechos. Hemos encontrado a 174 nietos, pero falta mucho todavía y este premio nos ayuda a seguir adelante».

La llamada a la esperanza vino de la mano del padre Ángel, que haciendo uso del refrán 'nunca llueve que no escampe', pidió no perder la fe en que «un mundo mejor es posible». «Los hombres y mujeres que me rodean son ejemplo de ello», dijo refiriéndose a otros compañeros galardonados, como el empresario asturmexicano Plácido Arango, que fue distinguido por «exitosa labor empresarial en Iberoamérica y su inigualable contribución al mundo del arte» y que dijo «sentirse muy honrado».

Del ámbito empresarial también procede Javier Vega de Seoane, el presidente del Círculo de Empresarios nacido en San Sebastián, pero de padres asturianos y que ha vivido en Madrid, Barcelona, Escocia. Como ciudadano del mundo, «porque sentir que eres de todos estos lugares no lo veo incompatible», invitó a «terminar con esta causa que nos ciega. Está generando una situación emocional que a todos nos confunde. Creo que va a generar algún sufrimiento, pero también confío en que veamos la luz».

Puigdemont y la Santina

En este sentido, señaló que la agrupación que preside tiene «un proyecto inclusivo» en este año que cumple cuatro décadas y que «es momento de la reflexión y la concordia. De mirar atrás y ver el éxito de España en estos últimos 40 años. Es hora de resetear para que los próximos 40 sean mejores». La científica Nora D. Volkow sabe como pocas lo que es el enfrentamiento entre familias. La española, la de su madre, huyó de la guerra civil española a México y la paterna (es bisnieta de León Trosky), de la Unión Soviética.

Directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Dorgas de Estados Unidos y considerada una de las cien personas más influyentes del mundo, ha logrado que a través de las imágenes del cerebro la ciudadanía sea consciente de los efectos de las drogas y pidió «no estigmatizar» a quienes han caído en sus redes. Y el paralímpico Alberto Suárez -medalla de Oro en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012- confió en «representar a este premio en las carreras que me quedan».

La anécdota la puso Susanna Griso, que tuvo que abandonar el acto para tomar el avión de vuelta a Madrid para estar mañana de nuevo en pantalla. «El padre Ángel me ha regalado una imagen de la Virgen de Covadonga, la misma que dice que le ha entregado esta misma semana a Carles Puigdemont. Yo confío en los buenos oficios, no sé si del padre Ángel, pero sí en los de la Virgen de Covadonga», provocando una sonrisa en los asistentes.

Fotos

Vídeos