Los sindicatos temen que a partir de 2019 se vuelva a impedir cuchar

S. G. A. GIJÓN.

«Faltan garantías» en la moratoria de la aplicación de purines. Así lo entiende la Unión de Campesinos Asturianos (UCA), que mantiene su convocatoria de manifestación para hoy, a mediodía, frente a la Consejería de Desarrollo Rural. Apuntan que la excepción que permitirá seguir cuchando como hasta ahora en prácticamente toda las fincas de la región es «una medida provisional» que solo permanecerá vigente hasta el 31 de diciembre de 2018. «A partir de esa fecha podríamos estar otra vez ante la grave situación de obligado cumplimiento de la normativa», dijeron.

Sobre esta cuestión se pronunciaba ayer la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, que expresó su confianza en que el ministerio no modifique para 2019 ese real decreto sobre purines. «Tenemos claro que tarde o temprano volverán a por nosotros porque hay demasiados intereses detrás de todo esto y buscan objetivos fáciles», apostilló el sindicato agrario COAG, que no obstante valoró la moratoria.

En el otro extremo se situaron los ecologistas, que a través de su coordinadora pidieron al Principado «más exigencias» a los ganaderos que usen purines. Asimismo, lamentaron que el Ejecutivo regional haya cedido a las «presiones» de los ganaderos sobre este tipo de contaminación. Y criticaron que Principado y ayuntamientos hayan hecho caso omiso a las denuncias sobre vertidos a los ríos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos