Podemos, PP, IU y Foro activan el proceso para la destitución del síndico mayor

El Síndico Mayor de la Sindicatura de Cuentas del Principado, Avelino Viejo/
El Síndico Mayor de la Sindicatura de Cuentas del Principado, Avelino Viejo

Recriminan la gestión de Avelino Viejo al frente del organismo fiscalizador

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

La gestión del síndico mayor de Asturias entra de lleno en el debate político de la región. La mayor parte de los partidos de oposición en la Junta General recriminan la labor de Avelino Viejo al frente del organismo fiscalizador, especialmente en materia laboral, tras las últimas sentencias judiciales que anularon la fórmula de provisión de puestos de trabajo mediante concurso específico. De esta forma, Podemos, PP, IU y Foro activan el proceso de destitución del síndico. Así lo han manifestado los portavoces de estas formaciones en la Comisión de Hacienda de la Junta General, en la que compareció Avelino Viejo.

Los grupos de la oposición recriminaron al síndico mayor que hiciera caso omiso a las advertencias de los servicios jurídicos de la Cámara sobre las posibles irregularidades que la última Relación de Puestos de Trabajo elaborada por la Sindicatura y la convocatoria de provisión de puestos mediante concurso específico. Una fórmula que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias anuló recientemente y cuyo fallo 'acatará' el organismo fiscalizador del Principado, como confirmó esta mañana en la Junta Avelino Viejo.

El Síndico defendió el procedimiento de aprovisionamiento de puestos realizada por el órgano, pese a la sentencia judicial contraria. La falta de autocrítica encendió a los partidos de la oposición. Especialmente a PP, Podemos e IU, quienes anunciaron que iniciarán los trámites para su reprobación por el Parlamento asturiano —iniciativa anunciada por Podemos— y su destitución, como anunció el PP.

Los grupos de oposición anunciaron esta medida tras solicitar la dimisión del Síndico, petición rechazada por Avelino Viejo.

Los partidos de oposición afirman que su actuación al frente de la Sindicatura pone en entredicho la independencia de este organismo y su política laboral, ya que como advirtió el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, «cuenta con 24 trabajadores en situación irregular desde hace diez años».

Al Síndico Mayor lo nombra la Cámara y los destituye la Cámara. El proceso de su destitución requiere de tres quintos del parlamento (27), cifra que suman los diputados de Podemos, PP, IU y Foro (28). También es previsible que se sume a esta iniciativa Ciudadanos, que la pasada semana ya exigió la dimisión de Avelino Viejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos