Solo uno de cada 1.635 damnificados recibe indemnización

El cliente del ferrocarril es exigente a la hora de demandar más frecuencias, pero si tiene que tramitar su queja se muestra más remiso. Entre 2015 y 2017 las incidencias en las cercanías de la región afectaron a viajeros que habían comprado 287.934 títulos. Solo en 174 casos la compañía se vio obligada a pagar una indemnización. Es decir, uno de cada 1.635 afectados recibió algún dinero. Uno de los motivos que retraen la litigiosidad es que la web de la compañía permite tramitar las reclamaciones para servicios regionales y de largo recorrido, pero no lo facilita en los casos de cercanías.

Pese a las insuficiencias, los clientes mantienen una buena valoración del ferrocarril. En Asturias a los cercanías de ancho convencional les dan una puntuación de 7,41 sobre 10, mientras los de ancho métrico son más críticos y conceden un 6,54.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos