Solo tres de los quince últimos mejores MIR se quedaron en Asturias

El decano de la Facultad de Medicina cree que aumentar el actual número de 150 alumnos por curso no garantiza el relevo de profesionales

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

«Perdemos a los que se han formado aquí y no sabemos atraer a los de fuera». Con esta frase resumía José Antonio Vidal, vocal del Simpa, algunas de las claves de la escasez de médicos en Asturias, más evidente en periodos de vacaciones aunque constatable a lo largo de todo el año. Las preferencias de la última hornada de facultativos residentes salida de las aulas de la Universidad de Oviedo vienen a confirmar esta afirmación. Según recordaba ayer el decano de la Facultad de Medicina, Alfonso López, de los quince asturianos situados entre los 300 mejores del examen MIR del pasado enero, doce optaron por irse fuera de Asturias y solo tres eligieron un hospital de la región para formarse como especialistas.

De ahí su argumento de que aumentar el número de alumnos que cada año inician los estudios de Medicina -una de las soluciones barajadas por la Consejería de Sanidad- no es la solución adecuada al problema de la falta de profesionales. En la actualidad, y tras haberlo aumentado en cincuenta, el límite de acceso está en 150 alumnos.

«Hay que primar la calidad frente a la cantidad. No se trata de formar parados. Además, que sacáramos más médicos no garantizaría que luego se quedaran en Asturias», sostiene el decano. Y pone como ejemplo el caso de dos exalumnas que recientemente han decidido continuar con sus carreras profesionales en Ecuador y Australia. «No se van por amor», aclara López, sino por haber encontrado en estos lejanos países una estabilidad que aquí se les niega.

Reclaman recuperar la formación en los hospitales de Arriondas, Jarrio, Cangas y Mieres

Es la misma idea que sostiene el presidente del Colegio de Médicos de Asturias. Presume Alejandro Braña de que «en Asturias tenemos una red sanitaria muy potente, con un buque insignia, como el HUCA que es un hospital extraordinariamente dotado, donde se puede hacer una medicina del más alto nivel». Por eso entiende que «no hay motivo para pensar que el Principado no resulta atractivo para los médicos por cuestión de mala dotación, insuficiencia de medios o imposibilidad de hacer una medicina avanzada». Si los nuevos médicos no escogen esta comunidad es «por la precariedad de los contratos», afirma.

Sindicatos como CC OO y el Simpa coinciden además en reclamar que el Ministerio de Sanidad vuelva a dotar de plazas MIR a los hospitales de Mieres, Jarrio, Cangas del Narcea y Arriondas, de donde fueron eliminadas hace un par de años, convencidos de que eso favorecería que algunos de esos especialistas acabara quedándose en ellos.

Fotos

Vídeos