Los abogados, «desbordados» de trámites tras reactivarse el sistema informático judicial

Los abogados, «desbordados» de trámites tras reactivarse el sistema informático judicial
El palacio de Justicia de Llamaquique. / PABLO LORENZANA

El Principado acusa al ministerio de la avería que bloqueó seis días los juzgados mientras la oposición en pleno le pide explicaciones

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

La colaboración entre los informáticos del Principado y del Ministerio de Justicia solucionó ayer el problema que bloqueaba la mayoría de los juzgados de la región desde la noche del jueves. Fue entonces cuando se cargó en todo el país una actualización de LexNET, el programa informático que permite a los juzgados mandar notificaciones a los procuradores y abogados, a éstos presentar sus escritos, y a los policías y guardias civiles remitir a los tribunales sus atestados. Los ordenadores ubicados en los juzgados asturianos fueron incapaces de operar con el nuevo sistema.

Ayer, tras seis días de los que la mitad fueron hábiles, los técnicos solventaron el problema y las partes recibieron un aluvión de comunicaciones que habían quedado trabadas. Solo los juzgados de Oviedo tenían en cola unos 1.200 escritos hasta el lunes. En el Decanato de Procuradores de Gijón se contaban por 4.500 las notificaciones remitidas por los juzgados. Al de Oviedo entraron 8.500 ayer. «Estamos desbordados», lamentaban unos y otros. Los plazos legales para responder a cada decisión judicial están tasados y todos se afanaban por ponerse al día.

¿Cómo han podido quedar los juzgados sin comunicación telemática con el resto de organismos? La respuesta remite a LexNET, el sistema gestionado por el Ministerio de Justicia que funciona en todo el país salvo Cantabria, País Vasco y Cataluña. Al inicio de la legislatura 62 sedes asturianas estaban conectadas a la red. Desde que empezó el año 2016, los 109 órganos judiciales completaron su incorporación al mismo.

Periódicamente, el ministerio actualiza la aplicación. El jueves cargó la nueva evolución «sin aviso previo sobre los requerimientos informáticos que exigía el proceso», critica el Principado. En el departamento que rige Rafael Catalá oponen que los ordenadores de los juzgados asturianos -que son competencia de la Administración regional- «tienen una versión del programa Java muy obsoleta», tanto que «no había forma de prever» que se iba a producir una incompatibilidad entre este lenguaje y el nuevo LexNET. La versión de Java resultaría tan anticuada que «no hay herramienta ya en el mercado que mida que con ella no iba a funcionar», argumentan en Justicia.

Según sostiene el Principado, el viernes se le dijo que todo obedecía a la lentitud en cargar la nueva versión de LexNET. El lunes, al persistir el problema, la Dirección General de Justicia volvió a contactar con el ministerio, «que reconoció que las incidencias eran comunes a toda España», afirma el departamento. La decana del Colegio de Procuradores de Oviedo, por su parte, explicó que a ella también le llegó esa explicación, pero que cuando contactó con sus colegas de otras comunidades constató que a ellos sí les funcionaba LexNET. En el ministerio, ayer, argumentaban que la incompatibilidad con Java fue específica de Asturias.

En la versión de la consejería, la administración autonómica «propuso» en la tarde del lunes instalar la versión 1.7 de Java, cosa que «el ministerio no recomendó hasta las 15 horas» del martes. Utilizando sistemas remotos, los informáticos del Principado actualizaron los equipos, superando la incidencia.

«No ha sido necesario instalar un nuevo sistema informático; con los mismos equipos y condicionantes técnicos está funcionando LexNET con normalidad», recalcó la directora general, Encarnación Vicente. A su juicio ese dato «demuestra que no es un problema de obsolescencia de los equipos». En un primer momento se barajó como causa el hecho de que la mayoría de los equipos funcionen con Windows XP, un sistema operativo del año 2001. El Principado recordó que desde marzo está renovando los equipos para instalar Windows 7 ó 10.

La solución no evitó la tormenta política. «No sabemos para qué ha asumido las competencias este Gobierno del Principado porque tiene a los juzgados desatendidos», afeó José Agustín Cuervas-Mons, desde el PP. «La gestión es nefasta; el cacareado proceso de modernización de los equipos no está avanzando al ritmo que merece», abundó Enrique López, en nombre de Podemos. «Reclamamos garantizar el funcionamiento al que tienen derecho los ciudadanos en vez de dirimir las competencias entre administraciones», instó Concha Masa, diputada de IU.

En Foro calificaron de «prehistóricos» los equipos asturianos y lamentaron el daño «irreparable» a los usuarios. En el Congreso, el diputado de Ciudadanos Ignacio Prendes pidió cuentas al ministerio y le recriminó falta de liderazgo en la modernización de la Justicia.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos