Start Innova
Planta. Instalaciones de Ascensores Tresa en el polígono de Porceyo.
Planta. Instalaciones de Ascensores Tresa en el polígono de Porceyo. / Daniel Mora

Crecer en Gijón para llegar a más sitios

  • Ascensores Tresa proyecta la construcción de una nueva fábrica en Lloreda para ampliar producción

2017 va camino de ser un gran año para Ascensores Tresa. Hace una semana recibía el Premio del Idepa al Impulso Empresarial, un galardón que aunque corresponde a la edición de 2016 ha sido entregado justo ahora, en el ejercicio en el que la compañía prepara su proyecto más importante de los próximos años: la construcción de una nueva fábrica. Porque el crecimiento de Tresa se produce en una doble dirección, tanto por su expansión en el mercado internacional, una de las razones por la que ha sido premiada por el Idepa, como por su ampliación en ‘casa’, en la zona industrial de Lloreda (Gijón), donde proyecta la construcción de una nueva fábrica.

En realidad, la primera es consecuencia de la segunda. La tendencia alcista del negocio, sobre todo en el mercado internacional, ha obligado a crecer a esta empresa que ya exporta el 60% de su producción, hoy situada en unos 700 ascensores al año. Las actuales instalaciones de Porceyo se les han quedado pequeñas y, por esa razón, compraron cinco parcelas, que suman un total de 11.500 metros cuadrados, para construir la nueva planta. La inversión del proyecto, según sus previsiones, podría suponer cinco millones de euros.

Además de por su labor de internacionalización, el jurado del Premio Idepa destacó también la innovación como una de las claves del éxito de Ascensores Tresa. Las nuevas instalaciones serán otro ejemplo de ello, dado que contarán con las máquinas más modernas y la mejor logística.

Ascensores Tresa cuenta con doce delegaciones abiertas en España y exporta a medio centenar de países. La nueva ubicación multiplicará por tres la superficie actual de la fábrica alcanzando los 7.000 metros cuadrados. Las oficinas también duplicarán el espacio en el que se encuentran actualmente, disponiendo de más de 1.000 metros cuadrados. La zona de carga y logística, básica en el proceso de crecimiento, contará con más de 2.000 metros cuadrados.