El Comercio
Start Innova
Nuria Canel, delante de la sede de FADE, en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón
Nuria Canel, delante de la sede de FADE, en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón / Jorge Peteiro

Se vende y se compra empresa

  • Fade ha atendido a una treintena de empresarios en menos de dos años

La decisión de vender una empresa es posiblemente una de las más difíciles en la vida de un empresario, y el propio proceso de transmisión se considera la principal barrera para la rúbrica de un contrato de compraventa, un problema que se agudiza en el caso de emprendedores y pequeños negocios.

En ese escenario y fruto de la colaboración entre el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y Cepyme, nació el Plan de Apoyo a la Transmisión de Empresas, que tiene por objeto ofrecer servicios de asistencia y asesoramiento durante estos procesos, en todo el ámbito nacional y gracias a la adhesión y a la colaboración de otros organismos, públicos y privados.

Desde mayo de 2015 en Asturias este rol es asumido por la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), que gestiona este servicio al que han solicitado su apoyo más de una treintena de empresarios que buscan garantizar la actividad de sus compañías a lo largo del tiempo. Su objetivo es apoyar a empresas que se encuentran ante un porvenir incierto, por problemas ajenos a su rentabilidad.

Nuria Canel, responsable del Área de Desarrollo Empresarial de Fade, se encarga de este proyecto que atrae a firmas de sectores muy diversos, “con una fuerte representación de la actividad industrial y de servicios, especialmente comercio y hostelería y, fundamentalmente de Oviedo y Gijón”.

De las más de 30 empresas que llamaron a las puertas de Fade para transmitir su actividad, una de ellas ya se ha convertido en “un caso de éxito”. Se trata de una carpintería metálica ubicada en el concejo de Siero, que fue adquirida por un ingeniero técnico con una dilatada experiencia profesional en el sector y vocación emprendedora. Fade les puso en contacto, y les acompañó y asesoró durante las negociaciones desarrolladas hasta el cierre de la venta.

La firma de carpintería metálica lleva ya nueve meses en manos de sus nuevos propietarios, quienes han contado con el apoyo del vendedor siempre que lo han precisado. “Dentro de estas operaciones suele existir un compromiso, contractual o tácito, por el que el ex propietario se pone a disposición de lo que el comprador pueda necesitar, durante un periodo de tiempo. Hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, estas operaciones incluyen un componente emocional difícil de gestionar, porque las empresas son como un hijo para quien las fundó”, explica Canel.

Otras 21 empresas permanecen activas en la base de datos de Fade, buscando comprador. La mayoría de ellas obligadas por la jubilación de sus propietarios.

Si tienen la fortuna de encontrar a compradores interesados, saben que Fade realizará una labor de tutelaje, acompañamiento y prescripción de servicios profesionales que les ayudarán a avanzar en las negociaciones con las mayores garantías posibles. Todo ello de manera completamente gratuita.

Para la prestación de estos servicios profesionales, Fade dispone de una cartera de colaboradores que apoyan los procesos desde una óptica integral y multidisciplinar, claves a la hora de llevar las operaciones a término.

Por otra parte, y ante las dificultades en la financiación de este tipo de operaciones, la patronal pone en contacto al emprendedor con entidades públicas y privadas dispuestas a enfocarlas desde un punto de vista financiero y a apoyar o a participar en ellas.

Una labor compleja para la que Fade cuenta con el apoyo de sus colaboradores locales, así como Cepyme, la Dirección General de Industria y de la Pyme y diversos organismos de otras autonomías.

LAS VENTAJAS DE LA TRANSMISIÓN

En marcha. El negocio ya está creado, por lo que supone un ahorro de tiempo y de dinero. La generación de la idea, el nombre, el logotipo, la búsqueda del lugar más apropiado para la empresa…etc., son aspectos que ya no suponen un problema.

Cartera. Cuenta con una cartera de clientes, así como de proveedores, y esto es una labor que lleva mucho tiempo. Conseguir una relación de fidelización es una tarea basada en la constancia y el esfuerzo.

Ventas. Los beneficios comienzan a llegar casi inmediatamente, ya que los frenos económicos que se sufren cuando se abre una empresa ya están superados.

Plantilla. Los empleados, que ya están trabajando en la empresa, conocen perfectamente el negocio y están completamente cualificados para desempeñar sus funciones. Es un ahorro de tiempo y esfuerzo.

Consejos. El vendedor puede asesorar al comprador sobre cuál es la mejor manera de llevar el negocio, puesto que tiene experiencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate