Un médico de hospital de 65 años cobra cerca de 28.000 euros más al año que uno joven

Un médico de hospital de 65 años cobra cerca de 28.000 euros más al año que uno joven

El Simpa reclama más plazas MIR para favorecer el relevo y los nuevos adjuntos, mejores condiciones para no emigrar a otras regiones

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) autorizó el año pasado que treinta y cinco médicos sigan trabajando pese a haber llegado a la edad obligatoria de jubilación, que en 2009 el Principado fijó a los 65 años (hasta entonces estaba en 70 años). El Sespa intenta así paliar la falta de relevos y garantizar la continuidad de la actividad médica en las especialidades donde más sangría hay de efectivos. Es una medida que la Consejería de Sanidad prevé seguir aplicando de forma puntual y que debe contar con la voluntariedad del facultativo, pero ¿a qué coste?

Según datos de la Organización Médica Colegial de España referidos al año 2014, las retribuciones fijas de un médico de hospital de 65 años, guardias al margen, ronda los 62.000 euros brutos anuales. Eso, con al menos diez trienios reconocidos, el máximo nivel de la carrera profesional -que, de ese total, son 795 euros mensuales- y con dedicación exclusiva -otros 800 euros al mes aproximadamente-. Por el mismo trabajo, un especialista que inicia su actividad profesional como interino eventual o sustituto y que no cobra el plus de la dedicación exclusiva ni retribuciones ligadas a la carrera profesional, percibe 34.000 euros brutos al año. La diferencia, por tanto, son casi 28.000 euros brutos anuales.

En esto de las nóminas de los médicos hay un detalle a tener en cuenta. Solo el sueldo base y el complemento de destino se fijan a nivel central. Luego, es cada comunidad autónoma la que establece el resto de conceptos, como el complemento de la carrera profesional, el de la dedicación exclusiva o el de la dispersión geográfica, sin mencionar las guardias. Por ejemplo, mientras Asturias las paga a 21 euros brutos la hora, «comunidades como Castilla-La Mancha o Murcia las retribuyen con 27 o 28 euros la hora», compara Antonio Matador, secretario general del Sindicato Médico de Asturias.

Si a eso se suma que los médicos englobados en la categoría 1, los que inician su actividad profesional, perciben en Asturias casi 7.300 euros brutos menos al año que la media nacional -y hasta 15.700 euros menos si su salario se compara con los de Murcia- se entiende una de las razones de la 'fuga' de profesionales a otras regiones y la escasez en determinadas especialidades.

«La falta de médicos es una falacia», contrapone una gijonesa que acaba de concluir su residencia en el Hospital de Cabueñes. «Si nos ofrecieran a los jóvenes los contratos que dejan los que se jubilan, la situación sería completamente distinta, pero lo que nos dan a la inmensa mayoría son contratos de un mes de guardias. Así es normal que la gente se vaya fuera a buscar mejores opciones laborales», contrapone.

Por su parte, el Sindicato Médico (Simpa) insiste en la conveniencia de abrir la negociación del plan de recursos humanos del Sespa para cambiar la norma en lo que a la edad de jubilación forzosa se refiere. El de 2009 «es muy drástico», sostiene Matador, partidario de permitir la actividad, voluntaria, hasta los 67 años. Lo contrario, añade José Antonio Vidal, vocal del Simpa, «está provocando una pérdida de recursos, de gente con talento, lamentable». Profesionales que, si no lo estaban haciendo ya, acaban viendo pacientes en la privada. Con la paradoja de que algunos continúan la actividad en centros hospitalarios con los que el Sespa tiene actividad concertada.

Mil euros menos al mes

Pese a haber alcanzado la máxima cotización y corresponderles la pensión más elevada -2.400 euros brutos-, económicamente, jubilarse a los 65 años supone a los médicos de Atención Especializada una merma de ingresos de, como mínimo, mil euros al mes. Eso, en el supuesto caso de que a esa edad ya no realizaran ninguna guardia. Porque por cada guardia de 17 horas que realizan, los médicos perciben 357 euros brutos. En torno a 550 si las guardias son de 24 horas y en fin de semana o festivo.

Antonio Matador considera que la ampliación de la edad de jubilación, pese a todo, no es más que un «parche» para mantener el actual nivel asistencial. Ante la jubilación de mil médicos en Asturias en los próximos cinco años, la única solución que ve el secretario general del Simpa es «aumentar el número de plazas MIR».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos