«Tenemos que suprimir el turismo de borrachera», defiende Gabino de Lorenzo

Gabino de Lorenzo, en el centro, charla con Jacobo Cosmen, presidente de ALSA Asturias, y Raquel Casado, jefa provincial de Tráfico. / ACEBAL
Gabino de Lorenzo, en el centro, charla con Jacobo Cosmen, presidente de ALSA Asturias, y Raquel Casado, jefa provincial de Tráfico. / ACEBAL

El delegado del Gobierno en Asturias señala que «la 'turismofobia' es cosa de descerebrados, no se puede tratar mal a quien te da de comer»

LUCÍA RAMOS COVADONGA.

El delegado del Gobierno en Asturias abordó ayer dos de los temas candentes de este verano: la 'turismofobia' y el incremento de los incidentes a causa del consumo de alcohol, el denominado turismo de borrachera. Fue durante la celebración de la llegada del viajero 'un millón y medio' del Plan de Transporte a los Lagos de Covadonga, en el Parque Nacional de los Picos de Europa.

«Eso que estamos oyendo en las últimas semanas, esa 'turismofobia', esa corriente que parece estar surgiendo, es un despropósito. No hay derecho», aseveró Gabino de Lorenzo en referencia a las manifestaciones -incluso protestas organizadas- contra la presencia de turistas que están teniendo lugar en algunos de los polos más atrayentes del país, especialmente en Barcelona y en las Islas Baleares, y que, incluso, tuvieron su 'réplica' a pequeña escala hace unos días en el Principado, con unas pintadas aparecidas en Oviedo en contra de los turistas.

De Lorenzo fue más allá y aseguró que considera que «la turismofobia es cosa de descerebrados, como descerebrados son esos que llegan a España y practican ese turismo de borrachera».

«Eso, evidentemente, hay que regularlo o terminar con ello», defendió el delegado del Gobierno sobre una manera de entender las vacaciones que acaba generando importantes trastornos a los vecinos de las zonas afectadas.

Eso sí, instó también el delegado del Gobierno a «demostrar lo que siempre fuimos los asturianos: hospitalarios e inteligentes». «Sabemos que esto es una fuerte importantísima de ingresos para el sector servicios y que no se puede tratar mal a quien nos da de comer», apostilló De Lorenzo sobre una actividad que supone en torno al 10% del PIB (Producto Interior Bruto) regional en un verano que empezó muy bien en Asturias, pero en el que la inestable meteorología de este mes está dejando su huella, reduciéndose, entre otras cuestiones, la rentabilidad de cada visita.

Fotos

Vídeos