Suspenden la búsqueda de Lorena Torre en la línea de costa de Gijón

Suspenden la búsqueda de Lorena Torre en la línea de costa de Gijón
Trabajos de búsqueda en la costa de Lorena Torre. / ARNALDO GARCÍA

Tras cuatro semanas de trabajos en el litoral, la Policía considera que las posibilidades de encontrarla donde desapareció son escasas

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

Policía Nacional y los equipos de Salvamento han suspendido la búsqueda por la línea de costa de Gijón de Lorena Torre, la mujer de 40 años que falta de su domicilio del barrio gijonés de El Coto desde la noche del 1 de marzo. Fuentes de la Comisaría de la Policía Nacional, explicaron «que tras los temporales de las últimas semanas y debido a las corrientes de las mareas es bastante improbable que aparezca cerca de donde desapareció».

Su coche fue encontrado estacionado en la zona gijonesa del Tostaderu, con sus pertenencias en el interior. Las líneas de investigación que ha seguido la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) no han aportado ningún dato sobre su paradero, aunque sí se apunta un comportamiento «muy inusual» de la mujer el día de su desaparición. A esto se suma que en su ordenador personal realizó en internet búsquedas sobre formas de quitarse la vida. El caso no se dará por cerrado hasta que se produzca un resultado, bien sea positivo o negativo. En esas mismas circunstancias se encuentra la investigación sobre la desaparición de Yolanda García Bravo, otra gijonesa de la que no se tienen noticias desde hace tres años. Los trabajos realizados para conocer su paradero hicieron pensar a la Policía que podría haberse arrojado al Cantábrico. Por el momento sus restos mortales no han sido localizados.

La que sí ha concluido ha sido la investigación de Concepción Barbeira, la vecina de Castrillón desaparecida un día después que Lorena Torre. Un aficionado al submarinismo halló su cadáver hace justo una semana en la costa de Bermeo. Los restos mortales se hallaron entre los municipios de Lekeitio y Ondarroa, en la provincia de Vizcaya. El cadáver se encontraba en avanzado estado de descomposición y no portaba documentación, aunque las prendas que llevaba coincidían con las de Concepción. Fue identificada por las huellas dactilares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos