«Sin sustento técnico, el soterramiento a La Calzada puede ser 'Pajares 2'», dice Podemos

I. V. GIJÓN.

El concejal gijonés David Alonso, de Xixón Sí Puede, criticó ayer la falta de claridad del Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento con respecto a los planes para soterrar las vías del ferrocarril desde El Humedal hasta La Calzada y advirtió de que si este debate no se hace sobre «un sustento técnico», la ejecución de esta obra «puede convertirse en una 'variante de Pajares 2'».

Señaló cómo «nadie parece haberse parado a ver que ese terreno es muy problemático, porque es arena». Así, pese a ser partidario de un soterramiento que vaya más allá del palacio de Justicia, exigió a las administraciones implicadas «que dejen claro por qué proyecto apuestan y cómo van a dar respuesta a los problemas técnicos que existen. No puedes hablar de meter una tuneladora sin tener ningún criterio técnico de cada hacerlo. Y cada día que pasa sin que se firme el nuevo convenio de Gijón al Norte ni concretar las soluciones para hacer ese soterramiento se pierde credibilidad».

Alonso recordó que para llegar hasta La Calzada existen tres opciones. Una, que consideró «irrealizable por los costes que supone», sería prolongar el túnel hasta la estación de La Calzada, que estaría soterrada, saliendo en superficie casi en Veriña. La segunda, con un coste de 36 millones, que las vías vayan ascendiendo hasta alcanzar la cota cero en Moreda, punto hasta el que irían cubiertas. En la tercera, de 96 millones, el túnel seguiría a 21 metros bajo tierra y subiría hasta alcanzar los ocho metros en Moreda y desde allí se cubrirían las vías hasta La Calzada. Señaló que si el único impedimento de Fomento es el económico, se pueden ahorrar gastos en la zona este, renunciando al soterramiento hasta Cabueñes y construyendo en ese tramo un tren-tran en superficie y suprimiendo el aparcamiento subterráneo de 28 millones de euros que se prevé en la estación intermodal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos