Las temperaturas máximas descienden, pero dan paso a dos incendios en Belmonte

Incendio registrado en Belmonte de Miranda. / ATBRIF
Incendio registrado en Belmonte de Miranda. / ATBRIF

El primero de los fuegos se originó en la localidad de Aguasmestas en la noche del lunes, mientras que el segundo afectó al pueblo de Agüerina

B. G. HIDALGO / P. LAMADRID CANGAS / GIJÓN.

El calor dio ayer algo de tregua en Asturias tras la sofocante jornada del lunes, en la que la región se mantuvo en alerta 1 al superarse 36 grados. Pero el alivio de los termómetros no trajo calma en los montes, sobre todo en el occidente, donde hay riesgo elevado por peligro de incendios. De hecho, dos fuegos declarados en Belmonte de Miranda se encontraban estabilizados a última hora de la tarde de ayer, según el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). El primero de ellos se originó, en la noche del lunes, en la localidad de Aguasmestas; el segundo afectó a Agüerina y se inició ayer a mediodía. Ambos estaban próximos y localizados en una zona escarpada, por lo que las labores de extinción con medios terrestres resultaron complicadas. Las llamas quemaron parte de monte bajo y superficie arbolada, sin que, por el momento, se haya podido determinar la superficie afectada.

Al lugar se desplazaron bomberos de Somiedo y Proaza. Sin embargo, las características del terreno convirtieron en esenciales los medios aéreos. Las condiciones de vuelo fueron óptimas, lo que contribuyó a facilitar descargas continuas sobre el terreno. Estuvieron presentes el jefe superior del SEPA y el jefe de la zona centro-oeste, así como dos guardas de Medio Natural. Además, se movilizaron dos helicópteros del SEPA y dos de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) de Tineo. También intervino en la extinción el helicóptero Kamov del Ministerio de Medio Ambiente, con base en Ibias.

Según el consistorio belmontino, el fuego afectó a una ladera muy rocosa. Tanto es así que se produjeron desprendimientos de rocas en la carretera AS-227, que une Belmonte de Monte con Somiedo. Desde el Ayuntamiento, rogaron «extremar la precaución al circular por esta zona».

Más noticias

Cuatro grados menos

De hecho, gran parte de la comunidad estaba ayer en riesgo extremo de incendios. Una situación que mejora ligeramente hoy, al menos según las previsiones que maneja la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La costa está en riesgo muy alto e, incluso, baja a alto en algunas zonas reducidas. Entre julio y septiembre, en Asturias está prohibida la quema de rastrojo, restos de limpia de fincas, matorral o cualquier otro producto en los montes y terrenos ubicados en una franja de cien metros colindantes con los mismos.

Las temperaturas máximas descendieron alrededor de cuatro grados en la región, lo que permitió anular la alerta de nivel 1 activada, en la mañana del lunes, por la Consejería de Sanidad. El termómetro subió a su nivel más alto en Pola de Somiedo y San Antolín de Ibias, donde se alcanzaron 32,9 y 32,6 grados centígrados, respectivamente. En la estación que la Aemet tiene en Soto de la Barca, en el concejo de Tineo, se registraron 31,6, mientras que en Amieva, fue de 30,7 la máxima. En Aller también se vivió una jornada muy calurosa, con 29,9 grados. En la costa, las temperaturas dieron un pequeño respiro a los vecinos. Así, en Gijón hubo 24 grados de máxima frente a los casi 29 del lunes.

Para hoy, la Aemet prevé que las temperaturas máximas continúen descendiendo. Las mínimas apenas variarán. No se descarta que se produzcan precipitaciones a partir de media tarde.

Fotos

Vídeos