Asturias, del temporal al calor primaveral

Una pala retroexcavadora del Principado retira el argayo entre la localidad de Barredos y Pola de Laviana. / JUAN CARLOS ROMÁN

Un argayo corta el acceso por la AS-387 a Pola de Laviana. Infraestructuras anuncia viseras en Sotres y estudiará esta medida para San Isidro y Somiedo

RAMÓN MUÑIZ / MARTA VARELA GIJÓN / LAVIANA.

El temporal se retira. La cota de nieve remontará hoy por encima de los 2.000 metros de altitud según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que promete chubascos generalizados en todo el territorio, heladas en la cordillera y «temperaturas en ascenso localmente notables».

Los números son elocuentes. La red de estaciones que suministran información al momento a la Aemet situaban ayer la mínima de la región en Degaña, con -6,6 grados. Hoy el frío más intenso lo espera en el mismo concejo, pero sobre los 4 grados. Es decir, habrá una diferencia de casi once grados entre una y otra noche.

El cambio en las temperaturas máximas es también relevante. Mieres registró ayer la marca más elevada, con 13,7 grados. La previsión reparte para hoy esa condición entre Candamo, Gijón y Villaviciosa, donde podrían alcanzarse 19 grados. Se trata de un guarismo más propio de primavera. En Oviedo, por ejemplo, el promedio de las temperaturas máximas de los meses de mayo se queda ocho décimas por debajo de esa marca.

Esto en lo tocante a los extremos. La media para hoy es una mínima de 7,4 grados y una máxima de 15,3. Suponen, en todo caso, una dilatación de los mercurios que impedirá cuajar a los últimos copos, a la par que iniciará el proceso de fusión en el manto nivoso. Según los especialistas, esta variación abre la puerta a un tipo de avalancha más lenta en su desprendimiento, pero capaz de avanzar por laderas de inferior pendiente.

De momento los operarios lograron tener anoche abierta a la circulación todos los puertos de montaña, si bien se exigía el uso de cadenas en ocho de Aller, Cangas del Narcea, Caso, Degaña, Somiedo y Teverga, advirtiendo además del riesgo de aludes en San Isidro y el puerto de Tarna.

Uno de los puntos que han reclamado su atención está en la AS-387, entre Barredos y Pola de Laviana. En la madrugada un argayo volcó toneladas de barro y árboles sobre la calzada, que ayer por la mañana era ya impracticable. El Consistorio lavianés informaba al final del día de que pese a que el Principado empezó a retirar material ya por la mañana seguía sin poder asegurarse el paso al final de la jornada. «Permanecerá cortada la carretera por lo menos hasta el miércoles», asumían. Se trata de un tramo utilizado a diario por unos 9.000 vehículos.

En lo tocante a la seguridad, el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, anunció que el próximo día 20 la Comisión de Medio Ambiente analizará el proyecto para dotar de viseras a la carretera de Sotres. Y lo hará con el pronunciamiento favorable del Parque Nacional de los Picos de Europa. «No tenemos ninguna objeción para que sea una actuación prioritaria y que ésta sea la última campaña invernal sin ella», resaltó Lastra. El consejero se abrió a «abordar la necesidad» de otras viseras ante la sucesión de aludes y desprendimientos. «Se están produciendo con bastante contundencia en los últimos días en el puerto de San isidro, Somiedo y Ventana, lo que nos sitúa ante actuaciones de cierta prioridad», concedió. Eso sí, matizó que en Sotres una vez recibida la luz verde se podría licitar la obra «teóricamente, porque necesitamos presupuesto».

Los vecinos estarán vigilantes, como lo está la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. El cauce del Narcea, a su paso por Belmonte de Miranda, se situó ayer en los 4,26 metros, lo que supone medio metro más del que tiene marcado el organismo para activar la situación de «seguimiento».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos