Asturias apura el arreglo de los daños del temporal ante el puente de Semana Santa

Ribadesella. La maquinaria trabaja ya para retirar los residuos que han acabado en la playa de Santa Marina. / JUAN LLACA

La Federación Asturiana de Concejos cree que se podría mejorar el mantenimiento de carreteras y las canalizaciones de los ríos

Sara García Antón
SARA GARCÍA ANTÓNGijón

Los ríos asturianos ya han recuperado la normalidad y el Principado ha desactivado la fase de vigilancia del Plan de Emergencias. Ahora, toca hacer balance y arreglar los daños provocados por la borrasca 'Hugo', algo en lo que se afanan los ayuntamientos, especialmente los más turísticos, preocupados por la inminente llegada del puente de Semana Santa. Es el caso de tres de los puntos de mayor tirón turístico del oriente, que corren el riesgo de no estar a punto para esas fechas: Tito Bustillo y la playa de Santa Marina en la que se celebran las populares carreras de caballos, en Ribadesella, y la zona de los Lagos.

Las carreras en Santa Marina podrían no celebrarse. La playa se ha vuelto a llenar de residuos debido a las toneladas de material arrastradas por el río Sella. «La limpieza de la semana pasada tiene que repetirse», aseguró el responsable de la competición, Juan Ramón Díaz. Se prevé que haya que retirar 300 toneladas.

En Tito Bustillo el cierre se prolongará varias jornadas. Sus responsables de conservación aún desconocen el alcance de los daños y no se atreven a aventurar una fecha para la reapertura. El encargado, Alfonso Miyara, cree que, «siendo optimistas, esperamos tenerla abierta para el jueves». Si consiguen hacerlo antes, «tendrá que ser con toda la precaución del mundo y mayores medidas de seguridad, porque hay mucha humedad y mucho barro, lo que la hace muy resbaladiza», explicó. La cueva fue cerrada el domingo por la crecida del río San Miguel. También el acceso a los Lagos de Covadonga se ve comprometido por la acumulación de nieve. La carretera permanece cerrada desde el sábado y el plan especial de transporte suspendido en su primera semana de andadura. El consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, señalaba ayer que durante la presente jornada se valorará el estado de la vía y la activación del plan.

La circulación ferroviaria es otro de los puntos negros. El descarrilamiento de un tren de cercanías en la mañana del domingo en la zona de Fuentes (Parres) mantiene cortado el tráfico entre Arriondas y Llanes. Ayer, operarios de Adif trataban de mover con un gato hidráulico el convoy, que provocó daños en una torre de la catenaria. Los pasajeros de la línea, que une Oviedo con Santander, están siendo desviados por carretera. En la zona central de Asturias siguen haciendo frente a los problemas, como en la nave logística de Makro, en el polígono de Silvota. Estuvo cerrada al público hasta mediodía de ayer, ya que el nivel del agua en el muelle de carga de las instalaciones había alcanzado un metro.

Y en la parte sierense de Colloto, treinta ovejas murieron en la madrugada del domingo al lunes tratando de escapar de la crecida del río. Solo sobrevivieron dos de los animales de José Luis Cordeiro. En Sariego, se suspendieron ayer las clases en el colegio Salvador Vega Barrios después de que el viento levantara parte de la techumbre, que posteriormente se despedazó en el patio y tuvo que ser retirada por técnicos del Principado. Hoy se retomarán las clases.

Los problemas provocaron quejas de varios alcaldes. El de Llanera, Gerardo Sanz, indicaba que la Confederación Hidrográfica «no mira para los ríos» como debiera. Aunque reconoce que se superaron las previsiones de lluvia, también apuntó que «a los ayuntamientos hay algo que nos complica y es la limpieza de los ríos».

«Es cierto que hay cauces de ríos bastante abandonados y no hay una limpieza mínima para que el agua tenga más recorridos», reconocía el regidor de Siero, Ángel García, que además de a las administraciones, la suya incluida, miró a los propietarios. «Hay muchos particulares que tienen fincas abandonadas y sin cuidar, con las zonas cercanas a los ríos tomadas por la maleza», dijo. Eso sí, remarcó que «no es razonable" que recaiga sobre los ayuntamientos la responsabilidad de limpiar los cauces cuando pasan por zona urbana».

En Villaviciosa, el alcalde, Alejandro Vega, ha criticado en varias ocasiones que todavía no se haya puesto en marcha el plan para inundaciones de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. «El Gobierno central no ha iniciado ni el estudio de las medidas», afirmaba. En el Ayuntamiento insisten en que hay realizar ya «la obra de defensa en el río Linares y la construcción de un muro de protección en el parque de La Barquerina», entre otros proyectos, que el Ayuntamiento estaría dispuesto a cofinanciar, pero «para ello el Gobierno central debe articularlos».

El diputado regional de Podemos Asturies Andrés Fernández Vilanova denunciaba ayer en Ibias «graves deficiencias en el servicio de conservación de carreteras», que atribuía a los recortes en el servicio. Según el diputado, existen vehículos que deberían estar operativos, pero que «se encuentran inmovilizados por mantenimiento deficiente y la negativa de la dirección a invertir en repuestos». El presidente de la Federación Asturiana de Concejos, Ignacio García Palacios, aludía a la intensa lluvia aunque también comentaba que se podría actuar de manera preventiva «mejorando el mantenimiento de las carreteras en algunos puntos o en las canalizaciones en los ríos». La competencia en muchos de estos casos, recordó, no es de los ayuntamientos.

Carencias en la flota

El comité de empresa de la Consejería de Infraestructuras, por su parte, aseguró que están pendientes de reparaciones y sin poder circular diez camiones del servicio de conservación, con cuña y salero, dos camiones de traslado de brigadas de carreteras, un par de quitanieves de turbina y un implemento o fresa. Afirma que tampoco hay sal, salvo unas pocas reservas, ni aglomerado para pequeñas reparaciones de calzada diarias. «Prácticamente un tercio de la flota de camiones con cuña y la mitad de los quitanieves con turbina, destinados a limpiar los más de 4.200 kilómetros de carreteras dependientes de la administración autonómica, con 35 puertos o altos por encima de los 600 metros y 24 puertos por encima de los 1000 metros» están fuera de juego, aseguró el comité, que añadió que «estamos en la peor situación de los servicios de emergencias de la consejería en los últimos diez años» si a esto se suma que la edad media de la flota es de más de veinte años.

La lluvia y las borrascas darán una tregua. Hoy se prevé un aumento de las temperaturas, con nubes altas y sin lluvias significativas.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos