El temporal da una tregua tras colapsar el tráfico entre Asturias y la Meseta

Camiones estacionados, a la espera de que se pudiera retomar la circulación, en el área de servicio de Villallana, en Lena. / JESÚS MANUEL PARDO

No pudieron transitar en todo el día por Pajares y solo a partir de las once de la mañana se les autorizó a pasar por la autopista del Huerna

Marco Menéndez
MARCO MENÉNDEZGijón

Los camioneros han sido una vez más unos de los grandes perjudicados por el temporal de nieve que azotó Asturias estos días. Decenas de ellos quedaron 'embolsados' por la Guardia Civil de Tráfico durante horas entre el área de servicio de Villallana en la autopista A-66 y la localidad de Ujo, ya que durante todo el día tuvieron prohibido circular por el puerto de Pajares y hasta las once de la mañana no lo pudieron hacer por la autopista del Huerna (AP-66). También se vieron afectados los transportistas que se dirigían al Principado, lo que se dejó notar en las estanterías de muchos comercios. «En el supermercado no hay fruta. No pudo llegar el camión», decía un gijonés que trataba de conseguir su ración de vitamina C con la que paliar un catarro. Y es que, a pesar de que ayer mismo entrara la primavera, la región está sufriendo temperaturas unos quince grados por debajo de lo normal, lo que dispara los consumos no solo de medicinas y antigripales, sino también de calefacciones en toda Asturias. Y mañana se acentuará, con un nuevo desplome de los termómetros. La zona suroccidental de la región estará en aviso amarillo por temperaturas que pueden alcanzar los nueve grados bajo cero.

Está previsto que las nevadas concedan una pequeña tregua al Principado, pero no durará mucho, ya que la nieve regresará a finales del viernes y se quedará, como poco, durante todo el fin de semana, con una cota de nieve situada entre 900 y 1.000 metros.

Una noche «tirados»

La de ayer fue una jornada dura para muchos camioneros. «Algunos llevamos más de diez horas aquí tirados. Cerraron la autopista del Huerna a las once y media de la noche», comentaba Javier Cupido. Desde esa hora los trailers se fueron acumulando en el arcén de la autopista y algunos fueron desviados al polígono mierense de Gonzalín. «Parece mentira que en pleno siglo XXI sucedan estas cosas, que un poco de nieve corte toda una vía de comunicación de una región entera con el resto del país», clamaba Víctor Álvarez, que transportaba productos perecederos a Madrid.

Aunque apenas había dos grados, el ambiente entre estos profesionales estaba muy caldeado, pues muchos de ellos ya se vieron afectados en las nevadas del pasado mes de febrero. «Tiran a lo fácil. Cierran y se evitan cualquier tipo de responsabilidad ante un contratiempo en la calzada», se lamentaba Alejandro García. Su compañero Guillermo Migoya apuntaba que «dicen que hay una veintena de máquinas quitanieves. Si eso fuera verdad la carretera estaría más que limpia, pero nos tienen aquí sin darnos información».

Poco antes de la once de la mañana se acercaba a los camioneros una patrulla de la Guardia Civil. «Ahí vienen quienes mandan en todo esto», decían en uno de los grupos. «Venga, ya podéis circular», señalaba uno de los agentes. Algunos camioneros hasta aplaudieron. En apenas cinco minutos, el área de servicio de Villallana quedó despejada de camiones, que rápidamente reiniciaron su ruta hacia la Meseta, eso sí con una velocidad máxima fijada en 60 kilómetros por hora. Este temporal también afectó a las estaciones de esquí asturianas. Ninguna pudo abrir.

Rayos en el oriente

Y es que la cantidad de nieve caída sobre el Principado fue mucha. Durante la mañana de ayer llegó a haber nueve puertos de montaña cerrados y 19 con cadenas, así como seis carreteras cortadas y otras 50 en las que se necesitaban cadenas para circular. A última hora de ayer seguían cerrados al tráfico los puertos de La Marta, San Isidro, Leitariegos, El Connio, Tarna, Moandi, Ventana y Pajares (a camiones), así como las carreteras a Sotres, Los Lagos, Genestoso y Tuiza. Otros quince puertos tenían cadenas, al igual que 28 carreteras de Allande, Belmonte, Cabrales, Cangas de Onís, Cangas del Narcea, Degaña, Ibias, Langreo, Lena, Llanes, Mieres, Ponga, Quirós, Somiedo, Tineo y Valdés.

Esas malas condiciones de las carreteras pudieron influir en el accidente que sufrió un conductor que circulaba por la carretera que conduce a El Escobal (Cabrales). El vehículo cayó por un desnivel de unos 60 metros. El herido, un varón de 42 años, fue evacuado al Hospital de Arriondas, con un traumatismo cervical de pronóstico reservado. Y en la capital de Ponga, San Juan de Beleño, la nieve acumulada alcanzó los 15 centímetros, espesor que llega a los 60 en localidades como Viego. En la localidad llanisca de Pancar el problema fueron las tormentas y los rayos, que averiaron las barreras del paso a nivel. «Cada vez que hay tormenta nos quedamos sin paso a nivel. Las barreras estuvieron levantadas toda la noche», explicó Pilar Díaz, alcaldesa de barrio. «Un día va a pasar algo. El autobús escolar pasó a las 7.40 horas con la avería. Los vecinos tienen miedo», abundó.

También un rayo causó problemas en Ribadesella. Una potente descarga, seguida de un ensordecedor trueno, fue a caer sobre la ermita de Guía, la patrona de los marineros del concejo, sita en lo alto del monte Corberu. El pararrayos quedó arrasado. Según explicó el concejal de Obras, Enrique Gancedo, «destrozó todos los empalmes de las líneas y el cuadro de mandos. Y saltaron las arquetas de las farolas, así que en esa zona de Guía y Paseo de la Grúa vamos a estar varios días sin alumbrado público, porque fue bestial», afirmó.

En el occidente de Asturias también hubo problemas, como en Villanueva de Oscos, donde la caída de árboles causó daños en las líneas de teléfono y de alumbrado, al tiempo que el ayuntamiento tuvo que facilitar un transporte al médico para que llegara a una urgencia domiciliaria. En la mayoría de los municipios se suspendieron las clases y hubo leves cortes de teléfono, internet y televisión.

Por otro lado, en Oviedo se había activado el plan de nevadas, pero se levantó a primera hora de ayer sin que se hubieran registrado problemas en ninguna zona del municipio.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos