Vuelven la lluvia y el frío y «no se ve el fin»

El tiempo en Asturias
Dos personas caminan por el centro de Oviedo en una jornada lluviosa. / Hugo Álvarez.

La llegada de una nueva borrasca y «frentes sucesivos» harán que las lluvias y el frío se mantengan, al menos, toda la primera quincena de abril

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El tiempo primaveral que nos ha acompañado en los últimos días se acaba. Vuelven los cielos cubiertos, las lluvias y el frío. Las temperatuas bajarán unos seis grados de media, hasta regresar a valores por debajo de los normales para estas fechas. Pero lo peor es que, de momento, «no se ve el fin» de este periodo de inestabilidad que, según las previsiones de la Agencia estatal de Meteorología (Aemet), podría alargarse toda la primera quincena del mes de abril.

Por lo pronto, la borrasca que este viernes entra por Galicia, dejará mañana en Asturias cielos cubiertos y chubacos que serán en forma de nieve a partir d elos 1.500 - 1.700 metros. En la Cordillera, además, no se descaratan tormentas que pueden ir con granizo. Las temperaturas bajarán en las próximas horas en toda la región. De acuerdo a la prevsión, el mercurió se moverá en Oviedo entre los 9 y los 18 grados y en Gijón y Avilés, entre los 9 y los 17.

Delia Gutiérrez, portavoz adjunta de la Aemet, ha explicado que este cambio meteorológico que afectará a todas las comunidades, se debe a la llegada de una nueva borrasca, tras la que «irán llegando frentes sucesivos y varios núcleos de bajas presiones». Así, ha precisado que el fin de semana, en prácticamente toda la Península, salvo la franja más próxima a la costa del mediterráneo, tendrá máximas que, «como mucho», alcanzarán los 16 o 18 grados centígrados.

El domingo, las precipitaciones se concentrarán en la mitad norte, donde seguirá el ambiente nuboso y desapacible por el «acusado descenso térmico» y podría nevar en cotas altas.

Nieve en cotas «bastante bajas»

El lunes seguirá la inestabilidad generalizada y serán probables las precipitaciones en numerosas zonas de la Península y de Canarias, mientras que en las comunidades del Mediterráneo la probabilidad es baja. Las temperaturas seguirán descendiendo la próxima semana en el interior peninsular, pero de manera menos acusada, y la portavoz ve probable también que haya nieve en cotas «bastante bajas» para esta época del año, sobre todo en la mitad norte.

El martes se espera como escenario más probable que un centro de bajas presiones se configure sobre la Península y las precipitaciones podrían afectar a «cualquier punto de la Península y de Baleares» y se producirán acumulaciones significativas, especialmente en la vertiente atlántica. Ya el miércoles estas precipitaciones se desplazará al área mediterránea y las temperaturas, que descenderán el martes, tenderán a subir el miércoles por el oeste.

Respecto a la cota de nieve, prevé que seguirá baja para esta época del año, sobre todo en la mitad norte, y a partir del jueves señala que el escenario es «muy incierto» porque los modelos dan una gran dispersión de escenarios. Sin embargo, parece que es probable que siga la inestabilidad generalizada, aunque con menor probabilidad de precipitación y un repunte de las temperaturas. No obstante, no permite hablar de una «clara mejoría en ninguna zona».

De cara a las próximas semanas, de acuerdo con la predicción mensual de la Aemet, la portavoz adjunta ha indicado que se mantendrán las temperaturas más frías de lo normal y las precipitaciones generalizadas; la siguiente semana, del 9 al 15 de abril, se mantiene una «señal de lluvias claramente por encima de lo normal» y la siguiente, del 16 al 22 de abril, aunque con una señal «menos contundente, parece que también podría llover por encima de lo normal». «Se atisba, al menos, una primera quincena de abril lluviosa», ha admitido.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos