Las pistas asturianas se preparan para un fin de semana helado y de lleno total

La estación de esquí de Valgrande-Pajares, ayer, repleta de usuarios. / J. M. PARDO

La Aemet advierte del riesgo «notable» de aludes en Picos de Europa y activa para mañana el aviso amarillo por bajas temperaturas

I. GÓMEZ / AGENCIAS

Mañana fría en Asturias, muy fría. La entrada de un frente frío procedente de Centroeuropa ha desplomado los termómetros y ha dejado registros de hasta 7,2 grados bajo cero, el valor alcanzado esta madrugada en la estación del puerto de Pajares, situada a 1.480 metros de altitud.

El registro del alto lenense está lejos de ser el único negativo de la noche. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), entre las 20 horas de ayer y las ocho de la mañana de este viernes, el mercurio ha bajado en Degaña hasta los -4,5 grados y en Aller ha marcado -3,7, mientras que en Oviedo los termómetros han rozado el grado bajo cero. Los municipios de la costa no se han librado de las gélidas temperaturas. Así, por ejemplo, en la estación del campus de Gijón se han registrado -1,9 grados y en Colunga, -1,5 grados.

La situación no cambiará a lo largo de la jornada ni tampoco lo hará mañana. Es más, la Aemet ha activado para mañana el aviso amarillo por temperaturas mínimas. La previsión advierte de valores de hasta siete grados bajo cero en Cordillera y Picos de Europa durante la madrugada y la mañana de este sábado. A consecuencia de estas bajas temperaturas, se esperan heladas generalizadas en el interior y «localmente fuertes en la Cordillera».

Termómetro de Puerta la Villa, esta mañana.
Termómetro de Puerta la Villa, esta mañana. / Sofía Campo

Pese a ser unas jornadas verdaderamente frías, el sol gana a las nubes y permite que las estaciones de esquí asturianas estén como nunca. De hecho, este fin de semana promete un lleno total Y es que, hay más de 70 kilómetros esquiables a disposición de los amantes de los deportes de invierno. De hecho, Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares, cosecharon récords nacionales en cuanto a espesores se trata. La primera, que ofrece casi seis kilómetros esquiables y todos sus remontes (cinco) y pistas (quince), cerró el miércoles con casi cuatro metros de espesor. Por su Parte, Valgrande-Pajares, superaba los dos metros y medio. Esta estación está abierta casi al 90% de su totalidad. Ofrece 27 kilómetros de nieve a lo largo de 33 de sus 37 pistas. La oferta cercana la completan los 30 kilómetros de San Isidro y los siete de Leitariegos. Por unos 25 euros de media se puede pasar el día esquiando en ellas.

Emociones más moderadas ofrece pasear por parajes cuyo encanto habitual se ve incrementado al teñirse de blanco. Visitar los Lagos de Covadonga es ahora más especial si cabe porque la nieve y el hielo han hecho de las suyas en la cima, si bien la carretera está libre. Una vez arriba hay dos opciones: disfrutar de la jornada en paz, paseando, deslizándose por colinas y haciendo fotos y divertidos muñecos, o en guerra, pues iniciar una batalla de bolas de nieve siempre alegra la jornada. La Oficina de Turismo de Cangas de Onís (985 84 80 05) atiende llamadas de lunes a sábado de 10 a 14 y de 16 a 19 horas y los domingos, solo en horario de mañana.

Asturias no es la única comunidad afectada por este frente frío. Un total de veinticinco provincias se encuentran este viernes en alerta naranja o amarilla por frío intenso. La previsión anuncia, por ejemplo, valores de hasta diez grados bajo cero en puntos de Castilla y León (la estación leonesa de Puebla de Lillo, en el puerto de San Isidro, ya registró esta madrugada esa marca) y Madrid está en aviso amarillo por mínimas de seis grados negativos en la sierra.

Coches cubiertos de hielo, hoy, en Pravia.
Coches cubiertos de hielo, hoy, en Pravia. / I. G.

Riesgo de aludes

Por otra parte, la Aemet ha emitdo aviso por riesgo «notable» de aludes por encima de los 1.500 metros en Picos de Europa. Según ha detallado el Servicio de Emergencias del Principado, el peligro comenzará a mediodía de este viernes y se mantendrá hasta el domingo, cuando el riesgo se dará por ecncima de los 2.000 metros.

Ante esta advertencia, el Principado recalca que «es especialmente peligroso realizar recorridos a pie por la montaña, así como la práctica de deportes invernales como el esquí o la escalada en hielo».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos