Asturias se prepara para el frío

Asturias se prepara para el frío
El hundimiento de una escollera dejó cerrada la Senda del Oso. / J. GARCÍA / LVT

Se podrán alcanzar los ocho grados bajo cero en la cordillera cantábrica

M. MENÉNDEZ / I. GÓMEZ GIJÓN.

Tras unos días de relativa tregua, Asturias deberá afrontar un nuevo frente de aire muy frío procedente de Centroeuropa, que hará que las temperaturas se desplomen. No en vano, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado el aviso amarillo en la cordillera cantábrica el jueves y el viernes, por temperaturas mínimas que podrían alcanzar los ocho grados bajo cero. Los cielos, además, estarán prácticamente despejados, lo que intensificará el frío.

La previsión de la Aemet es que durante el fin de semana se alcancen los seis grados bajo cero en concejos como Lena, Caso y Somiedo; cinco bajo cero en Laviana y Ponga; y los cuatro negativos en Cangas del Narcea, Grandas de Salime y Degaña. Las predicciones apuntan a que la situación se puede mantener, al menos, hasta mediados de la próxima semana, cuando sí podrían volver a caer algunos copos de nieve, incluso en Oviedo. Una constante durante estos días serán las heladas generalizadas en el interior de la región y la práctica ausencia de viento.

Y regresa el frío cuando todavía se dejan notar los efectos de las últimas precipitaciones y se acometen las obras de reparación. Hoy mismo comenzarán las obras de emergencia en la Senda del Oso, que se encuentra cortada entre Peñas Juntas y Caranga de Arriba (Proaza) por el hundimiento de una escollera a la altura de Las Ventas, un desprendimiento que afecta también al ramal de la vía hacia Teverga.

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente informó de que las actuaciones consistirán en «demoler una losa de hormigón y echar zahorra y aglomerado para regularizar el camino y restituir el paso». Se trata, indicó el departamento que encabeza Fernando Lastra, de una solución provisional, a la espera de realizar el proyecto para acometer una intervención de calado. De esta manera, el Gobierno del Principado pretende abrir la senda para la temporada turística de Semana Santa, tal y como han demandado los hosteleros de los concejos de Proaza y Teverga, que la consideran uno de los principales atractivos de la zona y temen los efectos negativos que pueda tener el que la ruta permanezca cerrada o con tramos en mal estado por la presencia de piedras para su sector. Ahora, confían los empresarios turísticos de la zona en que las obras se puedan llevar a cabo antes de que comience la Semana Santa. También acaba de ser desbloqueada la Ruta del Cares, que había quedado cortada el pasado 10 de febrero por dos aludes de grandes dimensiones, en los parajes de Cuarmada y La Raya. Aunque la vía ya está abierta, se pide a los turistas que «extremen las precauciones». Además, el Gobierno regional instalará viseras en la carretera AS-228, Trubia-Puerto Ventana, antes de llegar a Páramo. La medida afecta a los pueblos de El Privilegio: Páramo, La Focella y Villa del Sub, detalló IU, que aseguró haber obtenido este compromiso del Ejecutivo autonómico.

Estabilización de taludes

Por otro lado, el Consejo de Gobierno aprobó ayer acometer obras de emergencia para reparar hundimientos o estabilizar taludes por los destrozos causados por el temporal de hace unas semanas en las carreteras AS-258 (Colunga-Infiesto), PI-10 (Borines-Sieres), CO-4 (Covadonga-Los Lagos), AS-29 (San Antolín de Ibias-La Regla), CD-2 (Sandiche-Ferreras), MO-1 (Santa Eulalia-Busloñe) y la vía de acceso al barrio alto de Viboli, en el Parque Natural de Ponga. Estos trabajos supondrán una inversión superior el medio millón de euros.

También se repararán los desperfectos ocasionados en los puertos de Puerto de Vega y San Esteban de Pravia, por importes de 98.023 y 59.461 euros, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos