Tráfico lanza una campaña para cazar los excesos de velocidad en Asturias

Tráfico lanza una campaña para cazar los excesos de velocidad en Asturias

La última operación le permitió poner 824 multas. El departamento cree que puede reducir un 10% la mortalidad reduciendo la velocidad

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Dispositivo especial contra los excesos de velocidad. La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá especial celo de aquí al domingo para cazar a quienes superan los límites legales, uniéndose así a una campaña de concienciación que se despliega de forma simultánea en los casi treinta países que conforman la Organización Internacional de Policías de Tráfico.

La campaña acostumbra a dar resultado. La última vez que se organizó, en agosto pasado, fueron controlados 21.687 vehículos en Asturias, de los que 824 infringían el límite legal. En total desde el año 2013 han sido controlados 271.280 vehículos, imponiéndose multas a 9.303 conductores. Cuando los agentes extreman la vigilancia, el 3,4% de los conductores asturianos acaban cazados.

La DGT recuerda no obstante que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) y la Conferencia Europea de Ministros de Transporte (ECMT) la mitad de los conductores circula a velocidad inadecuada, y un 20% supera en al menos 10 kilómetros por hora el límite establecido.

El departamento se muestra convencido de que el problema es mucho mayor de lo que se deduce de las multas, principalmente por las consecuencias que tienen los excesos de velocidad. En 2016 estima que 350 personas fallecieron en toda España por culpa de accidentes donde entre los motivos concurrentes estaba la velocidad inadecuada.

A ello la DGT añade otro dato: España está entre los seis países que a más velocidad permiten circulan en las carreteras convencionales. Solo en Rumanía, Polonia, Irlanda, Alemania y Austria se permite avanzar como aquí, a unos 100 kilómetros por hora de forma genérica.

El director de la DGT, Gregorio Serrano, tiene anunciado que en la nueva Ley de Tráfico propondrá una reducción de esa marca a los 90 kilómetros por hora. Sería un «límite que los titulares de estas vías podrían elevar a los que consideren razonables, atendiendo a la conservación y trazado de la misma», señala. «La evidencia científica y los accidentes que cada día se producen en nuestras carreteras nos llevan a reducir la velocidad como medida necesaria si queremos reducir la siniestralidad y el dolor de las víctimas», argumenta.

La DGT estima en un comunicado que «se podría afirmar que rebajar diez kilómetros por hora el límite de velocidad implicaría una disminución de la mortalidad en torno al 10%».

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos