Tráfico denso en la vuelta de vacaciones

Bañistas en la playa de San Lorenzo a pesar del día cubierto. / P. UCHA
Bañistas en la playa de San Lorenzo a pesar del día cubierto. / P. UCHA

Hubo «pequeñas retenciones» en el túnel de Fabares en la última gran operación del verano

I. V. GIJÓN.

Hace ya años, desde la finalización de la autovía del Cantábrico a oriente y occidente, que Asturias ha dejado atrás las retenciones kilométricas asociadas directamente a las operaciones de salida y retorno de las vacaciones, tradicionales durante años en puntos como Llanes o Muros de Nalón como consecuencia del cuello de botella que suponía pasar de la autovía a carreteras de un único carril por sentido y velocidad más limitada. Durante el verano, de hecho, las zonas más congestionadas suelen ser ahora, en días de sol, los accesos a las playas más populares del Principado, como por ejemplo la de Rodiles, que entre julio y agosto hizo que el concejo de Villaviciosa se convirtiese varios domingos en un punto crítico para la circulación.

Pero ayer la jornada no era la más propicia para llenar los arenales, con cielos cubiertos y máximas en el litoral de apenas 24 grados, y tampoco el regreso a casa de los veraneantes de las regiones vecinas se hizo notar en exceso en las carreteras asturianas, donde la circulación fue tranquila durante toda la jornada. Solo a última hora de la tarde hubo pequeñas retenciones en la A-64 en sentido Oviedo a la altura del túnel de Fabares como consecuencia de un accidente leve que obligó a cerrar el carril derecho de circulación.

La antepenúltima semana del verano comenzará hoy con cielos nubosos y lluvias débiles que, según la Agencia Estatal de Meteorología, en algunos puntos del Principado se transformarán en chubascos localmente intensos. Tenderán a cesar al mediodía. Las mínimas rondarán los 18 grados y las máximas 23.

Fotos

Vídeos