Tráfico intensifica esta semana los controles de alcohol y drogas en Asturias

Tráfico intensifica esta semana los controles de alcohol y drogas en Asturias

La DGT recuerda que el alcohol es un factor concurrente en un tercio de los accidentes mortales en carretera

EFE

Desde hoy y hasta el domingo no son pocas las comidas y cenas navideñas de amigos y compañeros de trabajo, unas celebraciones en las que aumenta el consumo de alcohol y drogas, así como los desplazamientos en coche, por lo que Dirección General de Tráfico hará 20.000 controles diarios a los conductores en esta semana, 600 de ellos en Asturias. Un operativo que, además de en España, se desarrollará de forma simultánea en otros 24 países europeos a través de la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL).

Según informa la DGT, una de cada cuatro muertes en carretera en Europa están relacionadas con el alcohol, según el Observatorio Europeo de Seguridad Vial. Tráfico insiste en que el alcohol es un factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales y alerta de que en 2015, 12 de cada 100 conductores circularon tras haber ingerido drogas y/o alcohol y en 2016, más de 100.000 conductores dieron positivo en estas sustancias.

Precisamente el pasado año, el Instituto Nacional de Toxicología, determinó que el 43% de los conductores fallecidos tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos.

Esta campaña pone el énfasis en los denominados policonsumidores, aquellos conductores que consumen habitualmente alcohol y drogas. La DGT anima a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes a que se sumen a la campaña para que se generalice en las vías urbanas.

Tráfico recuerda de los efectos perjudiciales que tienen las drogas en el organismo a la hora de coger el volante: el alcohol disminuye la capacidad de reacción, de concentración y los reflejos y las drogas estimulantes como la cocaína y las anfetaminas producen descoordinación y pérdida visual y auditiva.

La Ley de Seguridad contempla para conductores reincidentes (sancionados en el año anterior) la multa de 1.000 euros. Esta misma cuantía se aplica a los que superen el doble de la tasa permitida (fijada en 0,25mg/l). Conducir bajo los efectos de las drogas está catalogado como infracción muy grave y está castigada con 1.000 euros y la retirada de 6 puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos